Plataformas vibratorias

La fiebre vibratoria

plataformas vibratoriasMadonna no sale de gira sin ella. Es el secreto de la forma física de Clint Eastwood y modelos como Heidi Klum se declaran fan. Estamos hablando de las plataformas vibratorias, cada vez más eficaces y seguras.

 

Las plataformas vibratorias existen desde los años 60: los rusos las utilizaban para preservar la musculatura de los astronautas. Ahora, han saltado al mundo del fitness, ya que son el perfecto aliado para un cuerpo perfecto. Con tan sólo usarlas diez minutos obtienes los mismos beneficios que conseguirías tras varias horas de hacer deporte. Gracias a sus vibraciones, logras muscular y tonificar cualquier parte de tu cuerpo, sin impactos y sin sobrecargas.

Y eso no es todo: potencias el metabolismo y la combustión de grasas. Notarás claramente que se activa el riesgo sanguíneo, mejora tu forma física y elasticidad. Reducirás la celulitis, estimularás las endorfinas... ¡incluso trabajarás los músculos faciales!

Deportistas de élite como Rafa Nadal, Pau Gasol o Raúl también las usan.

plataformas vibratorias¿Cómo es una plataforma vibratoria?

Es una placa que genera oscilaciones y ondas de energías. Te sitúas sobre ella en distintas posiciones. Los músculos se contraen al 100 %, pero -además- las estructuras óseas se refuerzan. Una sesión de trabajo dura alrededor de 20/25 minutos. Cada ciclo de entrenamiento está compuesto de 1 minuto de vibraciones y 1 minuto de reposo. Te vibrará todo el cuerpo, pero no sentirás ningún tipo de dolor.

Algunas plataformas vibratorias:
Power Plate
Body Coach
Compex Winplate

 

Muchos gimnasios las ofrecen a sus clientes VIP. Incluso existen webs para descargar en tu ipod o iphone 30 ejercicios para actualizar tu workout.

¿Quieres probar una plataforma vibratoria de forma gratuita?

Estos días se celebra Gaudí Novias y Compex Winplate ofrece del 9 al 12 de junio programas de relajación y masaje con sus plataformas vibratorias en el backstage de la pasarela.

Etiquetas: adelgazar, celulitis

Continúa leyendo...

COMENTARIOS