Queratosis Pilaris: cómo eliminar los granitos persistentes en piernas y brazos

A menudo confundida con el acné, la Queratosis Pilaris es una afección cutánea común cuyo aspecto mejora con el tratamiento adecuado.

Lograr que la piel del cuerpo esté completamente suave, flexible e hidratada no siempre es una tarea fácil. Y es que en algunas ocasiones, hay ciertas partes del cuerpo que acusan rugosidad y varias imperfecciones. Si has detectado este aspecto en zonas como los brazos, los muslos o los glúteos, seguramente se trate de una de las afecciones cutáneas más comunes a la que quizás aún no habías puesto nombre: “La Queratosis Pilaris, comúnmente denominada como piel de gallina, es una condición genética folicular de la piel muy habitual en la que se muestran granos o protuberancias ásperas sobre el tejido. Normalmente suelen aparecer en la parte de atrás de los brazos, de las piernas, del pecho y de los glúteos” comenta Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza. Esta afección de la piel es comúnmente confundida y tratada como si fuera un brote de acné, pero la realidad es que debe ser tratada de una manera diferente, puesto que las causas de su aparición tienen otra naturaleza.

Esta condición de la piel puede aparecer en cualquier momento de la vida, pero suele ser más común durante los años de la adolescencia y en las mujeres tras dar a luz. Pero, ¿a qué se debe esta condición de piel? Elisabeth de San Gregorio, directora técnica de Medik8 explica: “Se produce por un exceso de una proteína conocida como queratina, es decir, una acumulación de células muertas sobre los folículos pilosos, dando pie a la formación de pequeños granitos o protuberancias en la superficie de la piel. En algunos casos, cuando la acumulación es elevada, estos granos se irritan excesivamente provocando que la piel adquiera un tono muy rojizo”.

Habitualmente su tratamiento se centra en dos pasos: la exfoliación para retirar esta acumulación de células muertas y trabajar la mejora de la renovación celular; y la hidratación profunda del tejido. Aquí va una combinación de productos perfectos para tratar adecuadamente las zonas afectadas y lucir este verano una piel suave, flexible e hidratada.

Primer paso: Exfoliación

Te recomendamos el uso de un exfoliante físico para suavizar la piel y eliminar las células muertas. Por ejemplo, el Gold Sugar Scrub de Omorovicza es un exfoliante mecánico ideal rico en azúcar de caña, que además cuenta con un valor añadido: enriquecido con oro coloidal, un ingrediente realmente apreciado por su capacidad antiinflamatoria y cicatrizante, trabaja para desinflamar y disminuir las rojeces del tejido.

Omorovicza
Omorovicza

También puedes usar el exfoliante corporal Bum Bum Body Scrub de SOL DE JANEIRO, que contiene semillas de cupuaçu trituradas, cristales de azúcar y guaraná que exfolia suavemente, nutre y revela una piel suave y brillante.

SOL DE JANEIRO
SOL DE JANEIRO

Segundo paso: hidratación

El segundo paso pasa por nutrir la zona con esmero. Te recomendamos el uso de una buena crema corporal, como por ejemplo la Nourishing Body cream de Medik8, que, formulada a base de manteca de cacao y con imanes de humedad, logra nutrir en profundidad, adeás de mantener la hidratación y apoyar la barrera protectora de la piel, suavizándola al instante.

Medik8
Medik8

Continúa leyendo