Sexo y deseo a partir de los 50

Cumplir años no implica tener que renunciar al deseo ni al placer. Los cambios físicos y emocionales harán que el sexo sea distinto pero igual (o más) satisfactorio. De esto y de muchas otras cosas se habló en el taller de sexo impartido por la sexóloga Valerie Tasso y organizado por Marie Claire e Indasec Discreet®

La sexualidad de las mujeres de más de 50 años y todos los tópicos que giran en torno a ella fueron los temas del taller que la revista Marie Claire organizó en Madrid y que fue conducido por la sexóloga Valerie Tasso.

Esta iniciativa parte de la marca Indasec Discreet® que, bajo su lema “Expertas en vivir”, promueve este tipo de talleres con el fin de ofrecer a las mujeres maduras información de calidad para poder disfrutar de la vida con absoluta plenitud. Porque es tiempo de desmontar los mitos sobre la sexualidad madura, explicar cómo mitigar los efectos negativos de la menopausia, cómo trabajar el deseo y cómo reapropiarnos de un cuerpo controlado por una narrativa en la que la sexualidad femenina deja mucho que desear. 

En el taller se habló de todo lo que nos han vendido hasta ahora sobre el deseo y la sexualidad femenina, sobre los cambios físicos y psicológicos que se experimentan a partir de los 50 y cuál sería la hoja de ruta a seguir hacia una sexualidad más rica.

Tal y como explicó Valerie Tasso, la sexualidad no es una simple función biológica, sino que en ella participan también los ámbitos psicológicos y sociales. Las interacciones sexuales cambian cualitativamente con la edad, y el coito deja de ser la práctica estrella y el objeto y el fin de una relación sexual completa. Se vuelven más importantes otros aspectos como la sensualidad, el erotismo, la afectividad y también las caricias y los besos. 

A partir de los 50 años se busca tanto la comunicación como el placer. Por ello, habría que aceptar como normales, en las mujeres de 50 y mayores, ciertos cambios en el modelo sexual convencional que nos han vendido a lo largo de los siglos.

Valerie Tasso incidió también en la importancia de impartir este tipo de talleres que ayuden a la mujer madura a dar la bienvenida a su nueva sexualidad, para hablar sobre los cambios que van a experimentar en su organismo y sobre las nuevas interacciones de pareja de las que disfrutarán. Si todo esto se contara más a menudo, seguro que muchas mujeres dejarían de pensar que la sexualidad ya no va con ellas. 

Tips para reconectar con nuestra sexualidad

La sexóloga Valerie Tasso dio una serie de consejos para experimentar con plenitud el sexo y el placer a partir de los 50 años.

● Convéncete de que hay vida sexual a todas las edades. Ningún científico ha demostrado que existe una “fecha de caducidad” de la sexualidad a partir de determinada edad.

● Crea espacios de intimidad. Aprovecha para expresar tus deseos en los momentos compartidos con tu pareja, y no renuncies a espacios individuales e íntimos en los que puedas mimarte y reconectar contigo misma.

No tengas miedo a pedir. No des por hecho que el otro te conoce tan bien que sabe todo lo que te gusta. Aunque lleves mucho tiempo con tu pareja, todos evolucionamos, y mucho más pasados los 50. Si no puedes hablar de sexo con tu pareja, ¿con quién lo vas a hacer?

● Trabaja la creatividad. La sexualidad cambia a partir de los 50, aprovechemos esta coyuntura para ser más creativas que nunca. ¿Hay cosas que no podemos hacer más? No pasa absolutamente nada. Encontremos otras.

● Haz que el apego sea el cimiento de la pareja. El compromiso que adquiere una pareja que se ama es válido en temas sexuales. Es el gran motivo de cohesión de la intimidad y de la complicidad pero, a su vez, una manera de permanecer juntos y de resolver los conflictos.

● Concibe la sexualidad de otra manera. Asumir y comunicar que nuestros gustos o nuestro cuerpo han cambiado siempre es fundamental, pero más a esta edad. Nunca te sientas culpable o culpabilices a la pareja.

● Idea nuevas formas de disfrutar. A partir de los 50, lo que más importa no es tanto el “rendimiento” gimnástico que nos han impuesto, sino aprender a que no decaiga la satisfacción sexual.

● Apóyate en otras mujeres. Mantén tu grupo de amigas y apúntate a actividades culturales, deportivas o de ocio en las que haya otras mujeres de más de 50 años. Comprobar que no estamos solas y que nuestros deseos y problemas no son únicos ayuda a encauzar mejor la sexualidad.

Mantén el equilibrio emocional. La autopercepción de las mujeres de más de 50 años condiciona su sexualidad (miedo a no gustar, a sentirse vieja). Cada persona es diferente y tiene sus propios problemas. Pensar que una mujer más joven es más feliz sexualmente es erróneo.

● Busca apoyo lúdico. Acudir a tiendas especializadas para adquirir juguetes y lubricantes permite potenciar nuestras fantasías, jugar y mejorar nuestra sexualidad. Ya sabemos que las mujeres de más de 50 años pueden tener penetraciones dolorosas y otro tipo de problemas que dificulten las relaciones sexuales.

● Habla con naturalidad de la sexualidad. Casi nunca se habla del deseo en las mujeres de más de 50. Hay una escasa formación en este terreno y la tendencia general es invisibilizar la sexualidad de mujeres de más de 50. Liberémonos y hagámoslo de verdad.

 

Educación sexual para mujeres de más de 50

Los talleres sobre sexualidad femenina, durante y después del climaterio, facilitan la comunicación, el intercambio de experiencias y lleva a las mujeres a tomar conciencia, no solo de los problemas que acarrea la sexualidad, también de sus nuevas potencialidades. de todo esto y mucho más se habló en el taller organizado por Marie Claire e Indasec Discreet®.

Continúa leyendo