Sonrisa a prueba de verano

El verano pone a prueba nuestra sonrisa. ¿Conoces el sarro de los nadadores? ¿Cómo evitar la boca de buzo? No te pierdas estas interesantes recomendaciones del odontólogo Iván Malagón.

boca de verano

Caries hereditarias

¿Sabías que probar la comida de tu hijo para ver si está caliente o fría, “limpiar” con tu propia saliva el chupete, ofrecerle un mordisco de tu helado o compartir cubiertos estás favoreciendo que tu hijo tenga caries si tú las tienes? La caries es una enfermedad contagiosa que se transmite de persona a persona a través de la saliva. Generalmente es la madre la que se la transmite a su bebé en los primeros 30 meses de vida a veces, incluso, a través de los besos.

 

Tu boca necesita agua


Si tu boca se deshidrata se vuelve más propensa a infectarse e inflamarse porque se segrega menos saliva, provocando la sensación de “boca seca”, que causa problemas para tragar, hablar, comer, llevar prótesis dentarias o, incluso, puede producir dolor, irritación o quemazón de la lengua. Por lo tanto es absolutamente necesario beber más agua que de costumbre en esta época.

Al agua… caries


¿Sabías que a los nadadores, que exponen sus dientes al agua con cloros y otras sustancias químicas, se les acumula el sarro o placa dental mucho más frecuentemente que al resto? Las proteínas salivales se descomponen rápidamente en contacto con el pH del agua de la piscina y forman depósitos orgánicos en los dientes, de color marrón, conocido como "el sarro de los nadadores".

Boca de buzo


El buceo puede acarrear dolor de mandíbula si antes no se ha consultado con el dentista cómo colocarse la boquilla del regulador de aire. Es frecuente también el "síndrome de la boca del buzo" (también llamado barodontalgia), una problema causado por el cambio de presión de aire, sobre todo si el buceador tiene grandes caries, empastes, encías inflamadas o infectadas… Un consejo para quien sea portador de dentaduras postizas es acudir antes de bucear al dentista, para evitar que pueda tragársela…

“Doctor, se me pasan los dientes…”

Es frecuente la experiencia nada agradable de notar mucha sensibilidad en los dientes cuando se bebe algo muy frío o muy caliente. Por ello, lo más recomendable, es no provocar grandes cambios de temperatura ingiriendo alimentos fríos alternando con calientes sin permitir que los dientes se aclimaten.

 

Híncale el diente

•Los lácteos, los huevos, carnes de vaca, pollo y pescado: favorecen la absorción del calcio necesario para evitar esa hipersensibilidad dental.
•La naranja y el pomelo, ricas en vitaminas C y A, flúor y calcio, limpian y fortalecen los dientes y combaten a las bacterias.
•La zanahoria, el plátano o las espinacas contienen flúor, lo que ayuda a fortalecer las piezas dentales y el esmalte.
•Las bebidas carbonatadas reducen el pH bucal y favorecen la aparición de sensibilidad
•Los que sufren o han sufrido episodios de bulimia, aumentan drásticamente la acidez bucal por los episodios de vómitos, destruyendo de forma agresiva el esmalte y causando dolor.

ivan malagon

Con la colaboración de Iván Malagón, todo un gurú de la ortodoncia invisible en nuestro país (se denomina Invisalign). Fue modelo –en los 90 desfiló para marcas como Calvin Klein o Diesel-, es diseñador industrial y, además y con sólo 34 años, es uno de los 40 médicos españoles destacados en el libro “La Excelencia de la Medicina en España”. www.ivanmalagonortodoncia.com

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS