Tanorexia: todo lo que necesitas saber sobre este trastorno

La obsesión por estar moreno es un trastorno psicológico mucho más común de lo que crees. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este problema.

Probablemente habrás oído hablar de ella, pero... ¿sabes todo lo que necesitas saber? "1. sust. Término que resulta de la unión de «tan» (moreno, en inglés) y «anorexia»". Designa a los que están obsesionados con el bronceado y son capaces de abrazar al sol derritiéndose en la playa o de someter su propio cuerpo a una ducha artificial de rayos UVA en claustrofóbicos ataúdes de plástico, al igual que uno embute la tostada del desayuno en una tostadora.

Les da igual que cada año mueran 50.000 personas por culpa del cáncer de piel, que ésta sea víctima de múltiples quemaduras y que incluso aparezcan arrugas faciales antes de tiempo (ya habrá cremas para eso). Tampoco pasa nada si les miran por la calle porque su cabeza parece ahora un bombón de licor.

La adicción al sol -que es una realidad y fue certificada en un estudio por los investigadores Wagner y Wartham, inventores de la palabra «tanorexia»- les pierde al tiempo que les va cociendo a fuego lento. Len Lichtenfeld, subdirector de la Sociedad Americana del Cáncer, es tajante: "Promocionar los beneficios de los rayos UVA es como recomendar fumar para rebajar el estrés". Es decir, un error y una temeridad si se lleva esa práctica al extremo.

Ejemplos de célebres tanoréxicos no faltan: Donatella Versace, Victoria Beckham, Valentino o Julio Iglesias podrían lanzar juntos una colección de bombones de chocolate con su rostro.

Por si no lo sabías, este problema no fue considerado como un trastorno psicológico hasta el año 2005 cuando los dermatólogos demostraron que las personas que lo sufren tienen un patrón de comportamiento muy similar al que se presenta en otro tipo de adicciones. 

Eso sí, por suerte, según un estudio realizado por la Asociación de Ligas Europeas Contra el Cáncer, dos tercios de la población española opina que estar demasiado moreno ya no está de moda. 

¿Y cómo saber si alguien de tu entorno tiene tanorexia? Las personas que sufren este trastorno siempre sienten que todavía no están lo suficientemente morenos y que el tono de su piel es más claro de lo que debería estar. Se preocupan por no perder el color de su piel y suelen recurrir a las cabinas de rayos UVA. Lo peor de todo es que los demás notan que su tono de piel ha adquirido un bronceado excesivo, más moreno de lo habitual. Muestran un alto grado de ansiedad si creen que están perdiendo su bronceado, hasta el punto de perder el apetito.    

Por desgracia, algunos estudios indican que las personas con tanorexia presentan un 75% más de probabilidades de padecer un cáncer de piel. ¿Y cómo tratar este trastorno? 

Cabe destacar que, muchas veces, este tipo de obsesión está derivado de otros problemas como la ansiedad o la depresión. Se trata de un trastorno obsesivo, por lo que su tratamiento siempre debe ser psicológico. Eso sí, cabe destacar que el tratamiento debe plantearse de una manera multidisciplinar: el psicólogo, el psiquiatra y el dermatólogo deben trabajar en conjunto. 

Magdalena Fraj

Magdalena Fraj

Periodista de vocación, amante de la moda y 'beauty junkie'. Con 5 años me convertí en la estilista de mi madre y en ese momento descubrí lo que quería hacer con mi vida. Soy de las que todavía siguen viendo 'Sexo en Nueva York' en bucle y que aún suspiran por un libro en papel. En mi tiempo libre me pierdo por las calles de Madrid en la búsqueda de los mejores restaurantes italianos.

Continúa leyendo