Thalasso Corallium: una experiencia de talasoterapia insuperable

marie-claire.es. MADRID, 13 de agosto de 2007 Entre las dunas de Mapalomas y el puerto deportivo de Pasito Blanco, en la isla de Gran Canaria, se encuentra el Gran Hotel Lopesan Villa del Conde , lugar que alberga uno de los mejores centros de talasoterapia, el Thalasso Corallium. De interiores diáfanos y decoración sencilla, el centro ofrece -entre otras muchas cosas- un circuito de talasoterapia, parte en interiores, parte al aire libre, con unas envidiables vistas al mar. Denominada como Thalasso Experience, la instalación se compone de: Vitality Pool: Un piscina interior de hidroterapia marina. La hidroterapia es algo tan sencillo como en tratamiento externo con cualquier tipo de agua, en este caso marina. Es el primer y principal paso del circuito, y consta de distintos chorros de agua dirigidos a diversas partes del cuerpo. Alrededor, unas hamacas con calefacción incorporada ayudan a la relajación total tras la inmersión. Kneipp Pool: Segunda piscina, esta vez exterior, de reflexología podal, una técnica oriental consistente en presionar puntos del pie que repercuten a todo el organismo. En esta ocasión la presión es ejercida por chorros de agua y piedras, pies sumergidos en agua fría. Mineral Pavilion: A contuación de la Kneipp Pool, o muy pegado a ella, está esta instalación, consistente en varias hamacas con calefacción y un panel para inhalaciones salinas. Las inhalaciones están basadas en la fragmentación del agua en partículas de diversos tamaños y su distribución por todo el recinto. Cristal, Herbal, Sauna, Ice Fountain, Adventure, Aroma Pavilio: En un edificio contiguo, se alojan un baño de vapor de fragancias, otro de hierbas aromáticas, una sauna con una fuente de hielo para su uso posterior, dos duchas un poco ?diferentes' y una tercera con aceites especiales. Pero lo mejor es el precio: 30 euros por el circuito de dos horas y media para quienes se alojen en el hotel, y cinco euros más para quienes estén de paso. Y el que tenga la oportunidad, que pruebe la Aromaterapia en las camillas con vistas al mar. Insuperable.

marie-claire.es. MADRID, 13 de agosto de 2007

Entre las dunas de Mapalomas y el puerto deportivo de Pasito Blanco, en la isla de Gran Canaria, se encuentra el Gran Hotel Lopesan Villa del Conde , lugar que alberga uno de los mejores centros de talasoterapia, el Thalasso Corallium.

Thalasso Corallium: una experiencia de talasoterapia insuperable

De interiores diáfanos y decoración sencilla, el centro ofrece -entre otras muchas cosas- un circuito de talasoterapia, parte en interiores, parte al aire libre, con unas envidiables vistas al mar. Denominada como Thalasso Experience, la instalación se compone de:


  • Vitality Pool: Un piscina interior de hidroterapia marina. La hidroterapia es algo tan sencillo como en tratamiento externo con cualquier tipo de agua, en este caso marina. Es el primer y principal paso del circuito, y consta de distintos chorros de agua dirigidos a diversas partes del cuerpo. Alrededor, unas hamacas con calefacción incorporada ayudan a la relajación total tras la inmersión.

  • Kneipp Pool: Segunda piscina, esta vez exterior, de reflexología podal, una técnica oriental consistente en presionar puntos del pie que repercuten a todo el organismo. En esta ocasión la presión es ejercida por chorros de agua y piedras, pies sumergidos en agua fría.


  • Mineral Pavilion: A contuación de la Kneipp Pool, o muy pegado a ella, está esta instalación, consistente en varias hamacas con calefacción y un panel para inhalaciones salinas. Las inhalaciones están basadas en la fragmentación del agua en partículas de diversos tamaños y su distribución por todo el recinto.


  • Cristal, Herbal, Sauna, Ice Fountain, Adventure, Aroma Pavilio: En un edificio contiguo, se alojan un baño de vapor de fragancias, otro de hierbas aromáticas, una sauna con una fuente de hielo para su uso posterior, dos duchas un poco ?diferentes' y una tercera con aceites especiales.

Thalasso Corallium: una experiencia de talasoterapia insuperable

Pero lo mejor es el precio: 30 euros por el circuito de dos horas y media para quienes se alojen en el hotel, y cinco euros más para quienes estén de paso. Y el que tenga la oportunidad, que pruebe la Aromaterapia en las camillas con vistas al mar. Insuperable.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS