Tratamientos reductores cara a cara: mesoterapia

Este método es ligeramente más agresivo que la cavitación ya que consiste en la administración de inyecciones subcutáneas de productos lipolíticos, drenantes, estimulantes de la circulación y reafirmantes para reducir grasas.

mesoterapia

Este método es ligeramente más agresivo que la cavitación ya que consiste en la administración de inyecciones subcutáneas de productos lipolíticos, drenantes, estimulantes de la circulación y reafirmantes para reducir grasas. Es eficaz para combatir trastornos de obesidad localizada, celulitis, retención de líquidos y trastornos circulatorios. ¿Cómo funciona?

Su función es, sencillamente, disolver la grasa acumulada, provocando una reducción del volumen. Suele aplicarse en los glúteos, el abdomen y los muslos. Por lo que es perfecto para finalizar cualquier tratamiento reductor previo, como veíamos con la cavitación. Dentro de las ventajas de la mesoterapia, encontrarás las siguientes:
-Consigue activar la circulación sanguínea y linfática, ayudando a la eliminación de líquidos y toxinas.
-Al tratarse de inyecciones subdérmicas permite variar el tipo de productos que se aplica de acuerdo con las necesidades del paciente o zona, por lo que resulta muy preciso y personalizado.
Por supuesto, la mesoterapia tiene también algunos pequeños inconvenientes, empezando por el miedo que puede suponer a primera vista el hecho de las inyecciones. Aunque son prácticamente imperceptibles, resulta ligeramente más molesto que otros tratamientos que se realizan sin agujas. Por esta precisa razón pueden aparecer pequeños hematomas a causa de los pinchazos, que, además de molestarnos, pueden resultar muy antiestéticos.

Etiquetas: adelgazar, celulitis

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS