Vídeo de la semana

¿Manos agrietadas? Con estos trucos conseguirás tenerlas hidratadas y suaves para siempre

Si tus manos sufren en invierno y siempre las tienes secas, toma nota de estos sencillos pasos para empezar a cuidarlas.

manos
iStock

Cuando llega el invierno y las bajadas bruscas de la temperaturas, es bastante normal que nuestras manos se resientan. Sequedad, pellejitos, descamación, tirantez… estos problemas tan comunes de las manos, unas zonas del cuerpo muy expuestas, se pueden ver todavía más acusados ahora, cuando tenemos que lavárnoslas con agua a menudo y usar gel hidroalcohólico para mantenernas limpias. ¿Quieres conseguir de una vez por todas unas manos suaves e hidratadas durante el día? Con estos consejos podrás presumir de manos para siempre. ¡Toma nota de estos trucos y pasos!

1 Utiliza un jabón de manos siempre suave. Neutro y enriquecido con agentes hidratantes, a poder ser. ¡Notarás las diferencias!

2. Una vez por semana, nada como realizar una ligera exfoliación, especialmente en el dorso de las manos, seguido de una capa generosa de mascarilla hidratante.

3. Si las manos están muy secas (como sucede al lavarlas de forma constante, como hacemos ahora) es preferible apostar por cremas en vez de lociones, ya que al tardar más en evaporarse tienen mayor poder de reparación de la función barrera.

4. A la hora de aplicarse la crema de cuerpo, no debe olvidarse nunca también extender el producto por las manos. Este gesto tan sencillo te aporta una dosis extra de nutrición que siempre es bienvenida, sobre todo en momentos puntuales como al salir de la ducha o antes de dormir.

5. Las manos se deben lavar con agua tibia: cuanto más caliente, mayor es el efecto deshidratante en ellas.

6. Al secar las manos, ¡mucho mimo! Nada de frotar con la toalla: sólo sirve para alterar la barrera hidrolipídica. Seca las manos a toques.

7. Más vale prevenir que curar: nada como tener siempre cerca una crema de manos. Cuanto más se usen, mejor. Existen tamaños mini súper prácticos que puedes llevar, por ejemplo, en el bolso, como la crema de manos Vainilla de Yves Rocher, de 30ml.

Yves Rocher
Yves Rocher

8. Al aplicar el sérum de tratamiento facial, nada como incorporar a la rutina de tratamiento, cada noche, una gota del suero en el dorso de la mano y extenderlo. La piel de las manos está tan expuesta a los elementos como la del rostro y no le concedemos los mismos cuidados, lo que se traduce en envejecimiento prematuro de esta piel tan fina. Con un sérum, puedes solucionar este problema.

9. Un gesto esencial para evitar manchas es usar un poco de protector solar en el dorso cada mañana y reaplicarlo tras cada lavado de manos. O, más cómodo aún, usar una crema de manos que incluya factor de protección solar como la Crema de Manos Antimanchas FPS 20 de Yves Rocher que nutre intensamente, reduce las manchas y protege contra los rayos UV.

 

Yves Rocher
Yves Rocher

10. Si la sequedad en las manos es extrema, nada como una buena cura de sueño por la noche. Antes de irte a dormir, aplica una crema ultrahidratante sobre tus manos, cúbrelas con unos guantes de algodón, y deja los activos actuar durante toda la noche.

Continúa leyendo