Una apuesta segura por el relax

marie-claire.es MADRID, 18 de junio de 2007. ¿Puedes imaginarte unas vacaciones más relajantes que una estancia en las paradisíacas islas Caimán? Ahora es posible: La Prairie ha abierto un spa en este entorno de ensueño. El Spa Silver Rain de La Prairie está ubicado en el Hotel Ritz-Carlton Gran Caimán. Este centro de belleza ofrece 17 salas de tratamiento y tres de hidroterapia. Además, cuenta con una suite para disfrutar en privado de los placenteros cuidados que ofrece su carta. Una amplia gama de tratamientos, que se realizan exclusivamente con productos de La Prairie, entre los que puedes escoger uno para el jet lag. Un paraíso en el paraíso Para recuperarte del largo viaje al Caribe, este resort te ofrece aromaterapia, masajes y un baño reparador. También puedes optar por cualquier otro de sus múltiples tratamientos, faciales o corporales, que incluyen un protocolo de relajación muscular para después de practicar deporte. ¿Y luego? Para terminar de relajarte, saborea algún licor de su extensa selección en el amplio salón y déjate maravillar por el diseño de los arquitectos neoyorquinos Carl y Francine Monaco D?Aquino, que han sabido dotar a este espacio del lujo que te mereces.

marie-claire.es MADRID, 18 de junio de 2007.
¿Puedes imaginarte unas vacaciones más relajantes que una estancia en las paradisíacas islas Caimán? Ahora es posible: La Prairie ha abierto un spa en este entorno de ensueño. 
Una apuesta segura por el relaxEl Spa Silver Rain de La Prairie está ubicado en el Hotel Ritz-Carlton Gran Caimán. Este centro de belleza ofrece 17 salas de tratamiento y tres de hidroterapia. Además, cuenta con una suite para disfrutar en privado de los placenteros cuidados que ofrece su carta. Una amplia gama de tratamientos, que se realizan exclusivamente con productos de La Prairie, entre los que puedes escoger uno para el jet lag.

Un paraíso en el paraíso


Para recuperarte del largo viaje al Caribe, este resort te ofrece aromaterapia, masajes y un baño reparador. También puedes optar por cualquier otro de sus múltiples tratamientos, faciales o corporales, que incluyen un protocolo de relajación muscular para después de practicar deporte.

¿Y luego? Para terminar de relajarte, saborea algún licor de su extensa selección en el amplio salón y déjate maravillar por el diseño de los arquitectos neoyorquinos Carl y Francine Monaco D?Aquino, que han sabido dotar a este espacio del lujo que te mereces.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS