Vegetales en el mundo de la cosmética

Desde el principio de los tiempos, el mundo de la cosmética se ha servido de las propiedades de las plantas para utilizar sus beneficios en nuestra piel.

Anna Arbiol/7 de julio de 2008

Desde el principio de los tiempos, el mundo de la cosmética se ha servido de las propiedades de las plantas para utilizar sus beneficios en nuestra piel. Ahora, y pesar de los avances tecnológicos propios de nuestra época, se sigue recurriendo al universo vegetal, de una manera híper tecnificada, pero los orígenes son los mismos que en la prehistoria de la belleza. Te presentamos tres novedosos productos basados en sendas (aparentemente) humildes y delicadas plantas. ¡Déjate sorprender por su eficacia!

Vegetales en el mundo de la cosméticaEdelweiss para proteger nuestro cutis

Crece en las condiciones más adversas, rodeada de nieve, con temperaturas extremadas, una luz muy intensa y azotada por el viento. Nos referimos a esa flor tan especial y difícil de encontrar como es el Edelweiss o Flor de las Nieves, toda una superviviente cuyas cualidades son dignas de estudio viendo la fuerza que puede llegar a tener para mantenerse en pie con todas las dificultades que se le presentan.

La casa Darphin ha sido quien ha decidido investigar las cualidades de una flor tan fuerte para aplicarlas al cuidado de la piel, y con estas premisas ha lanzado recientemente la gama Vitalprotection, para proteger el rostro de las agresiones externas, las mismas que no consiguen acabar con la pequeña flor de Edelweiss.

Vegetales en el mundo de la cosméticaLa capacidad de esta flor para adaptarse a este ambiente hostil se da gracias a su composición a base de ácido tánico, fenol y flavonoides; estas tres sustancias asociadas son un potente antioxidante y suavizante.

Aquí te destacamos el Fluido Protector Antiedad SPF15, un producto para usar a diario que es como una verdadera burbuja de protección frente a las agresiones externas. Protege contra la oxidación gracias a su triple escudo protector frente a los rayos UVA/UVB que desencadenan los radicales libres y la polución. Además, previene el fotoenvejecimiento y evita las quemaduras del sol y las rojeces. Se puede utilizar tanto en verano como en invierno, aplicado después de nuestra hidratante habitual. Podemos renovar la aplicación tantas veces como deseemos.

Vegetales en el mundo de la cosméticaRhodiola Rossea, intenso poder reparador y antiedad

Otra pequeña flor que crece en el Ártico y en condiciones extremas es la Rhodiola Rossea, que ha servido de inspiración para la cosmética dado su poder de adaptación y sus extraordinarias propiedades reparadoras. Ya se habían visto sus capacidades mediante su ingesta, pero Origins ha querido ir más allá y ver qué resultados se obtendrían si se utilizaba de manera tópica. De esta manera, se ha comprobado que la Rhodiola puede reparar las células oxidadas por el medioambiente, restaura el ADN dañado y aumenta las reservas de energía de la piel.

Así ha nacido Youthtopia, un potente antienvejecimiento cutáneo que cuenta con los principios activos extraidos de la raíz de esta planta, la Salidrosida y la Rosavina. Éstos le confieren a esta crema todo su poder, y también su color pardo ya que el extracto del polvo de esta raíz es muy oscuro.

Vegetales en el mundo de la cosméticaYouthtopia es la alternativa natural al envejecimiento de la piel gracias a su ingrediente estrella, la Rhodiola Rossea. Repara el daño de la oxidación, el ADN y estimula la producción de energía. Además, proporciona un efecto tensor inmediato. La presencia de otros ingredientes como el Ácido Linoléico Conjugado, la Vitamina C, los Péptidos de Soja o el Hialuronato Sódico también mejoran el óvalo del rostro, estimulan la producción natural de colágeno y disminuyen las líneas de expresión.

La piel se ve más firme y vital, y muy hidratada durante muchas horas. A largo plazo, mejoran la barrera natural para mantener la hidratación.

Vegetales en el mundo de la cosméticaLa calma del espino amarillo
Este arbusto de ramas espinosas y ramas amarillas o anaranjadas, procedente de Asia Central, es una planta fuerte y resistente que necesita mucha luz del sol intensa y directa. Por ello, sus bayas tienen una alta concentración de vitamina C, por lo que su aceite es muy rico en vitaminas A y E, además de ácidos grasos poli-insaturados, muy utilizados en cosmética. Su propiedad más destacada es la capacidad de retención de humedad en la piel, y la disminución de la proliferación de los radicales libres.

Vegetales en el mundo de la cosmética La firma de origen natural Weleda, al igual que ya hacía en el siglo VIII la cosmética tibetana, ha comenzado a utilizar el Espino Amarillo con fines cosméticos. El que utilizan procede de un huerto biodinámico de 150 hectáreas ubicado en plena Toscana, un lugar exento de pesticidas, fertilizantes químicos o transgénicos.

Así, nace su línea corporal de Espino Amarillo, ideal para calmar la piel después de la irritación, con efecto suavizante y capacidad para aliviar eczemas y heridas leves. Su Aceite Corporal de Espino Amarillo es un tratamiento intensivo que también contiene aceite de sésamo. Revitaliza y protege la piel, al tiempo que suaviza y mantiene la hidratación de las capas superiores. Está recomendado para todo tipo de pieles, incluso la más seca, es ideal para reparar y calmar después de la exposción al sol y además deja un agradable aroma a naranja de efecto tonificante.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS