Belleza -- Cuerpo

20 packs de belleza para regalar esta Navidad

Aunque queden dos meses para Navidad, seguro que ya estarás pensando en el menú de tu cena, tu look ideal (el año pasado arrasaste con un vestido rojo) pero sobre todo en los regalos. La elección y compra de todos ellos requiere una organización óptima pero sobre todo un instinto sobrenatural. Para los niños, sueles acertar con juguetes o libro pero con los adultos, se convierte en un rompecabezas. ¿La solución? Regalar belleza. Tanto para hombres como las mujeres, los packs o ‘coffrets’ de Navidad contienen todos los productos ideales para regalar. No tienes por qué elegir: cremas para el cuerpo, champús o geles de baño, las opciones son múltiples. La clave de estos regalos es, además de la cuidadosa elección de los productos, el ‘packaging’. Nuestras marcas favoritas se esmeran cada año por crear packs tan bonitos como útiles, con colores llamativos y navideños que nos hacen soñar. ¿Uno de nuestros flechazos? La casita navideña de Yves Rocher que contiene geles y champús. ¿Qué mejor homenaje a la fiesta más entrañable y mágica del año?

Si no puedes esperar el 25 de diciembre para regalar o abrir regalos (mimarse nunca es un crimen), siempre te queda la opción de hacerte con un calendario del adviento. Tan completos como los packs de navidad, te dan la opción de descubrir una nueva sorpresa cada día. La eterna tradición del Adviento nos enamora año tras año, tanto en su versión de chocolate como de belleza.

Este año sorprende a tus amigas, hermana o madre con uno de estos 20 packs de belleza cuyos productos se adaptan a cada tipo de piel y cabello. Si tu presupuesto no es muy grande, no te preocupes, algunos de ellos no llegan a los 30 euros. Recuerda que la calidad de tu pack no depende del número de productos (algunos de los más bonitos son los menos completos) y que siempre te queda la opción de combinar varios para crear tu propio ‘coffret’ de navidad. Es también lo que conforma la magia de esta fiesta: la posibilidad de improvisar, crear y soñar. Regala belleza y magia, sencillamente.