¿Es verdad que se adhiere el coronavirus a mi maquillaje? Desmontamos falsos mitos sobre la piel ahora que estamos encerrados

¿Puedo usar jabón de manos en vez de geles hidroalcoholicos? Hidratación, maquillaje, falta de vitaminas...

cómo cuidar la piel con el coronavirus
Imaxtree

¿Mejor si no me maquillo? ¿Dejo de aplicarme mi tratamiento habitual? ¿Qué hago con las manos? Todas estas preguntas sobre tus tratamientos de belleza habituales, cómo afecta a la piel estar encerrados y cómo mantener una correcta higiene de la misma resueltas por dos expertos. 

El Dr. Leo Cerrud, experto en Medicina Estética y Nutrición, nos ayuda aclarando algunos de los bulos más extendidos sobre la piel y los rituales de belleza en estos tiempos de amplia incertidumbre. 

Dejo de aplicarme la vitamina C
“Pensar que los antioxidantes tópicos (vitamina C, E, resveratrol, etc.) no son necesarios porque no tenemos que combatir la radiación ultravioleta ni la contaminación no es del todo cierto. Es verdad que durante la cuarentena nos oxidamos menos porque no están
dichos agravantes, pero el organismo sigue su proceso de oxidación interna producida por el simple hecho de quemar energía”.

Si no salgo de casa, no necesito hidratación
"Sí es necesaria, de hecho es el gesto cosmético más básico. La piel (rostro y cuerpo) necesita agua, y las calefacciones añaden un plus de deshidratación".

Si salgo al balcón me tengo que aplicar protector solar
"Según la OMS necesitamos recibir sol 3 días a la semana, entre 10 y 15 minutos sin protector solar, para sintetizar la vitamina D. Para la comunidad científica lo ideal son 10 diarios, el tiempo prudencial para que sea mejor el beneficio que el daño a efectos de
radiación solar".

Los maquillajes y cremas se adhieren al Coronavirus
"A día de hoy no existe evidencia científica, aunque sí sospechas. Quien no debe utilizar cremas ni bases de maquillaje es el personal sanitario, pero para el resto de población la recomendación es no embadurnarse de cosméticos justo antes de salir a la calle por necesidad, si no después, mantener medidas estrictas de higiene y no compartir los tarros".

Me puedo saltar el paso de la limpieza de la piel 
"Sí lo es. El rostro, al igual que las manos, es una vía de contagio, sobre todo a través de las mucosas (nariz, boca, ojos). De hecho conviene extremar la limpieza e introducir un producto limpiador jabonoso con sulfatos, y no olvidarse del tónico".

Aprovechemos para dejar descansar la piel
"Según necesidades. En realidad es un buen momento, dado que no se va a tomar el sol, para utilizar productos despigmentantes o retinoides, que unifiquen el tono o combatan el envejecimiento respectivamente".

Basta una crema hidratante en las manos
"Los geles desinfectantes y el lavado reiterado desequilibra el manto hidrolipídico y podría producir irritaciones. Si vamos a lavarlas a menudo y con jabones a veces más potentes, conviene hidratarlas después de cada lavado, aportarle una crema nutritiva
por la noche y exfoliarlas una vez o dos por semana, para que los cosméticos penetren mejor".

Voy a engordar sí o sí
"Hay que compensar, como siempre. Existen múltiples opciones para hacer ejercicio diario en casa en las diferentes plataformas tecnológicas, de manera que podemos comer normal. Pero si nos cuesta, lo ideal es mantener la dieta mediterránea y evitar los
hidratos de carbono por la noche, sin olvidarnos de verduras, frutas y proteínas de calidad, y limitando la comida procesada".

Necesito todo tipo de vitaminas
"Si comes bien, no es necesario. Sí conviene prestar especial atención a la vitamina C, que nos conviene para mantener a tope el sistema inmune, y por tanto incluir cítricos, verduras de hoja verde crudas, pimientos, tomates, brócoli, etc".

No es momento de rutinas
“¡Al contrario! Las rutinas pueden ayudarnos a motivarnos en cuestión de dieta, salud e higiene. Crea la tuya propia: cosmética, alimentos, horarios, rituales”.

Podemos sustituir el gel hidroalcohólico por jabón y agua

Dra. Nathalie Broussard, Directora de Comunicación Científica de Shiseido, nos explica cómo hacerlo correctamente para conseguir el efecto deseado y evitar que esta limpieza repetitiva dañe las manos, nos aconseja seguir esta guía:

Elegir el limpiador correcto

"Si la piel está seca, elegir limpiadores más suaves como por ejemplo un aceite limpiador aclarable o una espuma facial, utilizar estos productos una de cada tres veces que haya que lavarse las manos. También prueba un aceite limpiador o bálsamo para piel atópica. Si la piel está enrojecida, no dudes en «limpiarla» ocasionalmente con crema. Los humectantes que forman la emulsión limpian las manos mientras que la fórmula de tratamiento protege la piel".

Evitar el agua demasiado caliente

"Debilita la película protectora de la piel. Ajustar el termostato para que el agua esté templada o incluso fría".

Secar bien las manos

"No permitas que se seque el agua de la superficie porque esto puede hacer que se deshidrate la piel todavía más. Hay que secar las manos con leves toquecitos en lugar de frotarlas con la toalla para evitar que se irrite la piel. Y por supuesto, aplicar crema de manos después de cada lavado, ¡sin olvidar masajear las uñas y las cutículas!". 

Un extra de hidratación: "Puedes realizar una máscara ultra-reparadora de manos casera mezclando una cucharada de manteca de coco y una cucharada de miel. Envolver las manos en papel film y dejarla actuar de 10 a 15 minutos".

Continúa leyendo