Estas son las causas de cada tipo de acné y así puedes combatirlo

¿Sabes a qué se debe la aparición de ese molesto granito?

causas del acne
Pexels

Cambios hormonales, uso de malos cosméticos que no le van bien a tu piel, estrés, enfermedades, mala alimentación, infecciones… son muchos los motivos que pueden hacer que suframos acné cuando somos adultos y que de vez en cuando -sobre todo cuando menos lo necesitamos- nos aparezca un grano en el rostro. Las mujeres, además, tenemos más riesgo de sufrir estos brotes que los hombres, debido a los vaivenes hormonales que acompañan al ciclo menstrual.

Todos sabemos los tipos de acné que existen: espinillas, comedones, puntos negros, pápulas… aunque no siempre sabemos identificar el origen y descifrar por qué han llegado a esa zona concreta de nuestra frente, de nuestra nariz o de nuestra barbilla -que suelen ser las zonas más afectadas por los granitos-. 

Pero, ¿sabías que en función de donde aparezca el acné, se puede saber -o al menos intuir- qué lo ha causado? Muchas gurús del mundo beauty utilizan un facemap del acné, un mapa de la cara que sirve para identificar cada lugar del rostro con las causas que provocan que aparezcan granitos ahí, entre ellas algunas consultoras cosméticas como HelloAva:

Así, los granitos que aparecen en la frente pueden deberse a situaciones de estrés, a malas digestiones o a un exceso de alcohol, los de nariz pueden deberse a problemas del sistema circulatorio o a la hinchazón, los de las mejillas al hecho de tocarnos la cara con frecuencia o los de la barbilla y mandíbula, los más fáciles de identificar, a cambios hormonales y a una mala alimentación.

De hecho, en referencia a estos últimos, muchos expertos han recalcado la estrecha relación entre dieta y acné. “En épocas como la Navidad pueden surgir imperfecciones, como pequeños granitos cuyo origen está en el exceso de consumo de grasas saturadas o bollería, entre otros”, explica Elisabeth San Gregorio, de la firma cosmética Medik8.

cuidado acne
Pexels

El alcohol también puede provocar deshidratación de la piel y hacer que aparezcan brotes de acné en zonas como las sienes o el entrecejo. “Justo en diciembre, un mes con picos de frío y en el que nuestra piel tendría que tener un abrigo nutritivo y una barrera protectora, lo que suele pasar es lo contrario: deshidratación por el alcohol de determinadas bebidas, y un claro desequilibrio que marca más las posibles arrugas y finas líneas, apaga la piel y la deja con un tono cetrino”, explica la experta Raquel González, directora técnica de Perricone MD.

¿Cómo evitar y combatir los brotes de acné? La vía más rápida y fácil es llevar unos hábitos de vida saludables y cuidar la alimentación, evitando el consumo de grasas que puedan aumentar la producción de sebo. También limitar el consumo de alcohol, realizar ejercicio de forma regular y limpiar siempre la piel en profundidad, a través de una rutina de dos pasos con la que nos aseguremos de que eliminamos toda la suciedad de nuestro rostro. Y recuerda, si te preocupa el acné adulto, no olvides acudir a un dermatólogo profesional.

Continúa leyendo