Hábitos que tienes que seguir para tener una piel perfecta

Si sigues estos sencillos trucos y hábitos en el día a día tu piel estará mucho más saludable y perfecta. ¡Toma nota de estos consejos!

hábitos piel
iStock

La piel no puede cambiar de un día para otro. Lo cierto es que las soluciones milagrosas no existen y para obtener unos resultados visibles, es importante planificar una rutina de skincare y seguirla. Hay miles de productos que prometen una piel perfecta, pero las nueva tendencias beauty son minimalistas: menos, es más y con estos consejos que nos dan desde Naturadika, tu piel lucirá radiante con menos. Y es que siguiendo unos hábitos sencillos (además de usar buenos productos, claro está) puedes notar una diferencia… ¡Toma nota de todos ellos!

Bebe más agua: Es un consejo que se repite siempre pero es completamente necesario para la piel, y no solo en verano. Beber unos dos litros de agua al día (o aproximadamente 8 vasos) es uno de los mejores trucos para mejorar la apariencia de esas pequeñas arrugas alrededor de los ojos y los labios y mantener la piel más jugosa y elástica. Existen muchas aplicaciones para móviles que te recuerdan que debes beber agua y, a la vez, sirven para apuntar la hidratación diaria, este puede ser un buen truco para mantener siempre la piel hidratada.

Limpia, hidrata y repite: Todos los tipos de piel (seca, grasa o mixta), se benefician de la limpieza y de la hidratación diarias. Será importante elegir los productos de cosmética que mejor se adapten, aquellos que tengan una formulación que sea óptima para las necesidades específicas de cada piel. En la rutina de belleza será fundamental empezar siempre con la limpieza del rostro para que el tratamiento de hidratación penetre correctamente.

El protector solar no es negociable: Son muchos los estudios y las investigaciones que han confirmado que la fotoprotección, es decir, el uso de protector solar, previene el cáncer de piel, la aparición de arrugas y manchas y la flacidad cutánea. La exposición solar diaria acelera la pérdida de colágeno que se produce a partir de los 30 años. Por ello después de la crema hidratante, es necesario aplicar abundante protector solar, todos los días, sin olvidar los labios y las orejas.

Retira el maquillaje: Dormir con maquillaje puede suponer un gran daño para la piel. Los poros se tapan con impurezas y oleosidad y, como resultado pueden aparecer granitos y puntos negros. El paso de quitar el maquillaje es un 'must' dentro de la rutina de belleza que no deberías saltarte nunca.

Utiliza lociones revitalizantes: El maquillaje disimula imperfecciones, pero es frecuente que, con el paso de las horas, las ojeras vuelvan a marcarse y la piel comience a lucir apagada. Para ello, existen lociones en spray que fijan el maquillaje, hidratan y aportan luminosidad. Estas son imprescindibles para lucir una piel radiante.

Utiliza mascarillas y ampollas: Las mascarillas faciales, una vez por semana, son excelentes. Sin embargo, cuando se acerca una ocasión importante, se pueden utilizar productos que vayan más allá. Para eso, existen diversas ampollas de efecto “flash”, como las de vitamina C. Este tipo de productos proporcionan casi de inmediato un tono uniforme y luminoso, ¡pruébalos!

Continúa leyendo