Lo que el sol hace a tu piel y tú puedes evitar

A punto estamos de comenzar el verano y tomar el sol se convierte en uno de nuestros imprescindibles en esta estación. Sin embargo, toda precaución es poca y dependiendo de nuestro fototipo de piel podemos sufrir quemaduras más o menos graves y es que el sol nos aporta vitamina D, bienestar y salud, pero también puede volverse en nuestra contra y convertirse en nuestro peor enemigo. Descubre cómo convertir al sol en tu mejor aliado.

Escena de Sexo en Nueva York
Escena de Sexo en Nueva York

Fotoprotección para cada tipo de piel

La solución está en nuestra mano. Debemos usar protectores solares adecuados para nuestro tipo de piel y aplicarlos siempre media hora antes de exponernos al sol, reponiendo el producto a lo largo del día y nunca exponiéndonos al sol en las horas de mayor incidencia de radiación (entre las 12 y las 16 horas).

¿Nuestra apuesta? Una fórmula que no te de pereza aplicar, con doble acción: protege y oxigena la pielCon un SPF 50+ (es fundamental una protección muy alta UVB/UVA). Un buen ejemplo, un producto que reúne estas características es Hydrolotion de Isdin. Oxigena y reenergiza la piel del estrés producido por el sol gracias al innovador compuesto Sepitonic™. Notarás en tu piel un efecto hidratante y lo mejor es su secado inmediato que deja la piel sedosa y suave. Además, es apto para piel sensible, hipoalergénico, sin alcohol y resistente al agua.

Es el cóctel perfecto para este verano. Agítalo durante 5 segundos antes de cada aplicación para mezclar la fórmula.

Psyco Beach Party
(22,55 €/ 200m).

El sol, también es saludable

No todo lo que aporta el sol es negativo, ni mucho menos. El astro rey es beneficioso para los huesos, mejora eccemas y psoriasis, reduce las enfermedades cardiovasculares como diabetes o infecciones, además, ayuda a aumentar el estado de ánimo.

Del mismo modo, el sol contribuye a activar la circulación, reforzar el sistema inmunológico y favorecer la síntesis de la famosa vitamina D, la cual ayuda a aumentar la absorción de calcio y fósforo.

Ahora sí ¡a tomar el sol con precaución y con protección!

Envejecimiento prematuro, manchas en la piel y cáncer

La piel tiene memoria. Seguro que has oído esta frase y es que la exposición al sol sin protección provoca daños que se acumulan día a día en la piel. El exceso de luz solar queda registrado en nuestra piel y cuando sufrimos quemaduras graves a consecuencia de ella se puede provocar el envejecimiento prematuro de la piel, desarrollar alergias, aparición de manchas y en el peor de los casos cáncer de piel.

¿Sabías que hasta el 80% de todos los síntomas de envejecimiento de la piel están causados por la exposición a la radiación ultravioleta que emite el sol? El fotoenvejecimiento se produce por un deterioro en la piel ya que la luz ultravioleta que emite el sol daña las fibras de colágeno y causa una producción de fibras de elastina anormales y en exceso. Nuestro cuerpo se tiene que defender ante tal ataque y lo hace creando arrugas y marcas en la piel.

Dada la creciente incidencia, el temido cáncer de piel podría aparecer en el peor de los casos. Existen varios tipos, entre los que destacan los melanomas y los carcinomas cutáneos, estos últimos los más frecuentes y ambos implicados en la radiación ultravioleta que emite el sol. En todo caso, una fotoprotección adecuada nos ayudará a evitar todos estos problemas.

CONTINÚA LEYENDO