Estos son los principios activos que deberías usar en otoño

Estos son los compuestos que deberías buscar en tus cosméticos en esta nueva estación del año si quieres que tu piel esté perfecta.

Con octubre a la vuelta de la esquina, nos encontramos en uno de los meses más importantes para reparar la piel tras los excesos del verano y el calor; y en previsión de la llegada del frío intenso. En esta época del año es muy importante utilizar principios activos que ayuden a combatir las manchas solares, la deshidratación y la piel apagada; tan propios de esta época del año. Para ello juegan un papel fundamental los productos antimanchas, los exfoliantes, las cremas reparadoras y las mascarillas nutritivas e hidratantes. Pilar Hernández Bonilla, fundadora de Bonaloa Skincare, nos explica algunos de los principios activos que tampoco pueden faltar en tu neceser en esta época si quieres cuidar tu piel. ¡Toma nota de ellos e incórporalos en tu rutina de belleza!

Retinol: También conocido como vitamina A, es uno de los componentes más utilizados en cosmética para tratar manchas, marcas e imperfecciones de la piel y si todavía no lo has incorporado en tu rutina, ahora es el mejor momento, haciéndolo de forma progresiva (y siempre con protección solar). El retinol es un acelerador de la renovación celular que mejorará el aspecto general de tu piel de forma eficaz.

Alfahidroxiácidos: como el ácido glicólico, el ácido cítrico y el ácido málico. Estos ácidos actúan como exfoliantes, retirando las células muertas de la piel, desincrustando los poros y ayudando a combatir las manchas solares y las imperfecciones de la dermis. Además, aumentan la formación de colágeno y ayudan a reducir las líneas de expresión, aportando más firmeza a la piel.

cosméticos otoño
Pexels

Ácido kójico: es un inhibidor de la tirosinasa, la cual actúa bloqueando la síntesis de melanina. Por ello trata de forma específica las manchas, aclarando las hiperpigmentaciones.

Vitaminas C y E: Ambos son grandes antioxidantes. Luchan contra los radicales libres y el estrés oxidativo. En el caso de la vitamina C, ayuda a tratar manchas, unificando el tono cutáneo y aportando gran luminosidad y brillo a la piel.

Niacinamida o Vitamina B3: Este activo trata el envejecimiento y las manchas, además del acné y el exceso de sebo y de grasa. Además, todas las pieles lo toleran bien y se puede combinar con otros activos.

Caléndula: Con un alto poder antiinflamatorio y regenerador gracias a su contenido en saponinas, fitoesteroles y ácido salicílico.

Aceites vegetales: de oliva, de rosa mosqueta, de aguacate, de almendras y de germen de trigo, entre otros. Restauran la barrera hidrolipídica disminuyendo la pérdida transdérmica de agua y aportando lípidos.

Ácido hialurónico: tiene la capacidad de absorber 1000 veces su peso en agua y retenerlo en la dermis y la epidermis, por lo que es uno de los componentes con mayor poder hidratante. Es fundamental en esta época ya que la piel suele padecer más deshidratación y la pérdida de líquidos.

Ácido azelaico: inhibe a la tirosinasa, por lo que bloquea la síntesis de melanina. Tiene también un alto poder antiinflamatorio y calmante. Además, se tolera a la perfección en todo tipo de pieles, incluidas aquellas muy sensibles y reactivas a otros componentes antes mencionados.

Continúa leyendo