Nutricosmética: luce una piel saludable desde adentro hacia afuera

La forma en la que nos nutrimos y los productos que utilizamos sobre nuestras pieles pueden generar cambios esenciales en nuestra apariencia. En este artículo, la doctora Pilar Lacosta nos explica cómo lucir siempre de la mejor forma.

Madonna, la reina del pop, reveló que la nutricosmética, es uno de sus secretos para frenar el envejecimiento prematuro de la piel. ¿Y quién puede objetarlo, si su piel luce radiante? Veamos de qué se trata esta tendencia que no cesa de crear sensación.

"Si desea resultados diferentes a los que está obteniendo, debe probar diferentes enfoques", Albert Einstein

Hoy te proponemos ahondar en la nutricosmética, el uso vía oral de ciertos nutrientes, en formas farmacéuticas, que mejoran el estado de la piel desde el punto de vista funcional, estructural y estético, aportando los nutrimentos necesarios a la piel desde el torrente sanguíneo para alimentar y reforzar todas y cada una de las diferentes capas de piel, reparando posibles desequilibrios y ralentizando el envejecimiento de la misma. 

Dra. Pilar Lacosta Esclapez Piel radiante con nutricomsetología
Piel radiante con nutricosmética

Según la Dra. Pilar Lacosta, los nutricosméticos pueden ser agrupados en tres categorías. 

El primer grupo son los Antioxidantes: Antioxidantes, como la vitamina C, cuyas propiedades contribuyen a la formación de colágeno. Según la experta, 1 mg. de antioxidantes al día ayuda a fortificar el sistema inmunológico, como también lo hacen el zinc y el selenio.
La vitamina A (retinol) favorece la renovación celular, su carencia provoca sequedad y descamación de la piel. El Resveratrol es un antiarrugas natural de efecto antioxidante que potencia las fibras de colágeno. La coenzima Q10 actúa protegiendo a las células frente a la exposición de radiaciones solares y otras agresiones provocadas por los radicales libres -estos atacan el colágeno y la elastina, ocasionando la pérdida de elasticidad y firmeza. Las AstasXantinas, que han saltado al estrellato, son el antioxidante por excelencia, siendo diez veces más potentes que otros carotenoides, además destacan por la capacidad antinflamatoria y por la protección contra los rayos UV que ejercen. 

Dra. Pilar Lacosta Esclapez
Dra. Pilar Lacosta Esclapez

En el segundo grupo encontramos a los ingredientes activos estructurales, que mejoran los componentes estructurales de la piel. A edad avanzada, necesitamos nutrientes para nuestros tejidos de sostén, tales como el colágeno. Para facilitar la absorción y obtener resultados visibles debemos tomar colágeno del tipo 1 y 3. Los omegas 3, 6 9, como así también el omega 7, que tiene múltiples beneficios para la salud de la piel, deben ingerirse respetando siempre las dosis médicas recomendadas.

Por último, los ingredientes activos tratan el estrés psicológico y mejoran la piel en forma secundaria. La rodiola previene la flacidez cutánea y retrasa la aparición de las arrugas. Además, actúa como antidepresivo en casos leves y disminuye el cansancio. Por su parte, "la hormona de la eterna juventud" o melatonina nos protege del daño de la radiación ultravioleta y se ha demostrado que ayuda a disminuir la producción de radicales libres en la piel.

La Dra. Lacosta nos aconseja que los nutricosméticos sean prescriptos por un médico, debido a su interacción con otros fármacos y/o contraindicaciones para ciertas patologías o estados de embarazo. Otro punto para tener en cuenta es no tomar más de tres suplementos a la vez.

Una de las combinaciones beneficiosas para nuestra piel es el té verde con vitamina C, que potencia los efectos antioxidantes. La ingesta conjunta de vitaminas C y E hace que ambas se potencien y puede ser una muy buena opción para tratar tu piel. Otra opción es la combinación de colágeno, ácido hialurónico o silicio para lucir un rostro plenamente hidratado y radiante.

Continúa leyendo