Así es la rutina de cuidado facial ideal para las más vagas

Con el nombre de Skinimalist, este tratamiento facial se ha convertido en tendencia por su fácil aplicación con solo dos o tres productos.

Un simple vistazo por las redes sociales y es probable que encuentres cientos de videos relacionados con rutinas faciales o tratamientos de skincare, desarrollados por personas de la esfera de influencia que comparten prácticas demasiado elaboradas con varios pasos para limpiar y tratar su piel. Solo en el portal de stream YouTube existen millones de tutoriales de tratamiento facial usando más de 20 productos. Incluso  es probable que tú mismo tengas varios productos en tu neceser, todos con la promesa de brindarte una piel clara, brillante y sin edad. 

Pero, ¿es realmente necesario utilizar tantos productos para intentar cuidar y conseguir nuestra mejor piel? Una de las tendencias que más suena este año lo desmiente, e incluso, lo enfrenta con su opuesto, el minimalismo.

Desde 2020, durante los largos meses de cuarentena, se inició una reacción cada vez mayor contra las rutinas complejas de skincare, que lucha contra ellos presentando tratamientos más simples y específicos, así como estilismos faciales más naturales, que revelan una piel más real, con imperfecciones, textura, arrugas, mostrando la auténtica belleza en la realidad. 

Con el nombre de Skinimalism, una sinergia entre el cuidado de la piel y el minimalismo, esta tendencia se centra en usar la mínima cantidad de productos posible para obtener el máximo beneficio para tu piel.  El skinimalismo está enfocado en la sencillez e ingredientes y hábitos beneficiosos, basando su lema en la calidad sobre la cantidad.

Es un enfoque integrado del cuidado de la piel donde el uso de productos multitarea forma la base de su rutina diaria de cuidado de la piel, donde menos es más. Skinimalist significa que en lugar de una amplia gama de productos para el cuidado de la piel, en los que cada uno posee un mero beneficio para una zona determinada, sólo se necesitarán dos o tres de esos productos que servirán para el mismo resultado.

Además, esta técnica se centra en la simplicidad. En lugar de utilizar un cóctel de limpiadores, tónicos, cremas, ampollas o mascarillas, se unifica en tres pasos clave: Limpiar y refrescar, tratar y proteger. 

skincare
Pexels

La clave está en combinar tu propia rutina de limpieza y exfoliación invirtiendo en un limpiador que contenga AHA o BHA. Así podrás eliminar todas las impurezas y las células muertas de la piel de una sola vez. 

Sobre el tratamiento de la piel, es muy importante conocer tu propia piel y concentrarse en qué tipo de problema puede afectar a su piel. Identifíquelo y compre el producto adecuado para solucionarlo. 

Finalmente, proteger es uno de los puntos esenciales, debemos pensar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y necesita su parte de hidratación y protección, en muchas ocasiones de factores externos tan dañinos como los rayos UV del sol. Optar por una crema hidratante ultra nutritiva con SPF 30 puede ser la mejor opción para resolverlo.

bioderma
Crema de día nutritiva para piel seca y sensible SPF30 Nivea | Cortesía El Corte Inglés

Además, cambiar a una rutina skinimalista puede ser beneficioso en materia económica y sostenible. Cambiar los costosos sistemas de cuidado de la piel de alta gama o cientos de productos lowcost que acaban sumando un coste elevado por un solo producto con un ingrediente específico reducirá mucho tus gastos en skincare. A pesar de que un producto específico puede costar un poco más, te reducirá la suma de muchos otros complementarios.

Junto con ello, comprar algunos productos que brinden múltiples beneficios es una práctica más sostenible. El mero hecho de producir tantos productos y sus envases consume recursos y genera desechos, y si no usa todo el producto, lo cual es común, genera aún más desechos y en suma, contaminación. 

En definitiva, el cuidado de la piel no tiene por qué ser complicado, laborioso, ni costoso. Con una eficaz rutina de cuidado de la piel, enfocado en el movimiento Skinimalist, de tres pasos, puede tener una piel sana, clara y fuerte. Estarás radiante con menos trabajo, esfuerzo y tiempo. Menos, siempre será más.

Fátima Moyano

Fátima Moyano

Periodista casi sin querer, queriendo más que nunca al periodismo. Sin la moda, un buen café y mi playlist favorita de los 2000's no podría levantarme cada mañana. Amante del papel, pero escribiendo en digital. Un día descubrí la Alta Costura y desde entonces supe que no quería trabajar en otro sector. ¿Entre mis sueños? Un amanecer en París, con vistas al Sena y un croissant recién horneado cerca, soy una foodie empedernida que le voy a hacer.

Continúa leyendo