Aceite, agua micelar, gel, leche… ¿Sabes usar cada tipo de desmaquillante como es debido?

Existen muchos tipos de productos limpiadores en el mercado, ¿pero cómo se usa cada uno de ellos? Te lo contamos.

Nos hemos cansado de repetir que la limpieza facial es posiblemente el paso del cuidado de la piel más importante de todos. Es el momento en el que eliminamos el maquillaje, limpiamos el cutis y retiramos el exceso de impurezas y de sebo del rostro. Pero… ¿con qué producto la realizas tú? ¿Estás aprovechándolo bien? 

Todavía hay dudas respecto a los productos limpiadores que existen en el mercado. Agua micelar, leche desmaquillante, aceites… ¿Se puede aclarar con agua micelar o se debe aclarar con agua?, ¿hay que humedecer la piel antes de aplicar una leche limpiadora? Cada textura exige un protocolo muy concreto, y Begoña Gómez, experta en tratamiento de Yves Rocher, nos detalla cuál es. Te contamos, además, qué productos puedes usar en cada caso…

Gel

Siempre debe usarse sobre el rostro húmedo. Extender una gota del tamaño de un garbanzo, masajear delicadamente (sin frotar) y después aclarar. “Por lo general conviene evitar el contacto con los ojos” advierte Begoña Gómez.

Aceite

Como explica la experta, “dos gotas son más que suficientes y debe aplicarse sobre el rostro seco, los ojos y los labios. Hay que masajear y después aclarar. En caso de tener la piel muy seca, puede retirarse el exceso del producto con un disco de algodón”, explica la experta. Te gustará probar el aceite desmaquillante calmante de Yves Rocher (6,95 euros), formulado con camomila, que deja el rostro, los ojos y los labios perfectamente limpios, calmados y nutridos.

Yves Rocher
Yves Rocher

Crema y leche

En este caso, la cantidad de producto debe ser la de una avellana, y como señala Begoña Gómez, “debe extenderse sobre el rostro seco, los ojos y los labios. Hay que retirar el producto con un disco de algodón. Y no, no hace falta aclarar estas texturas con agua”.

Espuma

Hay que extenderla siempre sobre el rostro húmedo. Se masajea delicadamente y luego se aclara con agua. La dosis perfecta es la del tamaño de una nuez, y conviene evitar el contacto con los ojos” explica la experta.

Agua micelar

Se debe aplicar sobre el rostro, los ojos y el cuello, en seco, con ayuda de un disco de algodón, y nunca con las manos. Y cuidado, como destaca Begoña Gómez, “no hay que frotar, sino dar en su lugar pequeños toques, ya que las micelas se encargan de atrapar la suciedad. Tampoco hay que aclarar con agua”, apunta. Te gustará el agua micelar dermatológica Biology de A-DERMA (c.p.v.), un producto 100% natural con certificado orgánico que desmaquilla, limpia y ofrece hidratación a la piel más frágil y sensible.

Aderma
Aderma

Toallitas

“Tampoco hay que utilizarlas sobre la piel húmeda. Basta con deslizarlas por el rostro de una forma muy suave, sin hacer demasiada presión ni frotar, para eliminar el maquillaje y la suciedad. No requieren aclarado y hay que tener cuidado de cerrar cuidadosamente el envase después de usarlas”, aconseja Begoña. Eso sí, las toallitas no eliminan todas las impurezas por completo. No te olvides de usar otro limpiador más completo si apuestas por ellas.

Continúa leyendo