Vídeo de la semana

¿Piel agrietada y seca en invierno? Los tips de experto que necesitas para protegerla mejor

Si tu piel sufre con las bajadas de la temperatura, no te pierdas estas recomendaciones para nutrirla e hidratarla mejor en invierno.

piel en invierno
iStock

¿Te duele la piel cuando haces actividades al aire libre en invierno? ¿La notas seca y agrietada? El rostro, las manos y los labios son unas de las partes del cuerpo que más sufren en esta estación, debido a la vasoconstricción provocada por las bajas temperaturas, que hace que los capilares se contraigan, disminuyendo la irrigación de oxígeno y nutrientes en la piel. 

Todo este proceso genera la acumulación de un mayor número de células muertas en la piel, por lo que esta se muestra con un aspecto pálido y menos joven, además de más deshidratada y tirante. El Dr. Pigem, dermatólogo experto en estética facial nos da las claves para proteger la piel del frío para evitar así lo que se conoce como “xerosis”. ¿Tienes la piel seca y agrietada en invierno? Así puedes evitarla:

1. Taparse de la nariz a la barbilla con ropa de algodón: es fundamental proteger estas zonas del rostro que se ven tan afectadas por el frío y la mejor opción para hacerlo son prendas de algodón. Esta clase de tejidos irrita menos la piel que otros tejidos como la lana. 

2. Hidrata cada día: Con productos antioxidantes ricos en Vitamina C, que garanticen máxima hidratación en estas zonas delicadas. ¿uno de nuestros favoritos? El Sérum Facial Trifásico de Masderm cuyos ingredientes naturales y rápida absorción garantiza una óptima protección en estas zonas tan sensibles de la cara.

Masderm
Masderm

3. Hidratar las manos y labios como mínimo dos veces al día: es esencial llevar siempre a mano productos para hidratar tanto manos como labios y aplicarlos mínimo dos veces al día para evitar que estas zonas se sequen y sufran más. 

4. Alejarse de fuentes de calor para evitar que se irrite la piel: la exposición directa a fuentes de calor hace que incremente la temperatura corporal y da lugar a cambios en la piel que generan una aceleración del envejecimiento denominado “eritema ab igne”.

5. Evitar duchas con agua muy caliente e hidratar el cuerpo: ducharse con agua muy caliente es un hábito muy frecuente en épocas de frío. Este gesto contribuye a la sequedad cutánea, el aumento de picor e incluso la aparición de dermatitis por eso se deben evitar duchas con agua muy caliente y optar por duchas con agua tibia. Además, es necesario tras cada ducha hidratar el cuerpo. Una de nuestras cremas favoritas para ello es la leche corporal Oil Therapy de Biotherm, que con aceite de flor de la pasión, de albaricoque y de rosa de mosqueta, nutre, regenera y embellece la piel de todo tu cuerpo.

Biotherm
Biotherm

6. Protegerse del sol invernal: aunque no lo parezca el sol de invierno también puede dañar la piel, por eso es importante protegerla de forma diaria con un protector solar. De hecho, los rayos UVB pueden quemar y dañar la piel durante todo el año, especialmente en altitudes elevadas y en superficies reflectantes como la nieve o el hielo donde la luz ultravioleta del sol se refleja y por tanto aumenta el riesgo de cáncer de piel y envejecimiento prematuro.

7. Seguir una dieta sana: Para tener una piel sana, hay que cuidar muy bien la dieta. Tan importante es lo que aplicamos por fuera como lo que ingerimos por dentro. Se recomienda eliminar los alimentos que ‘roban’ las vitaminas y minerales necesarios para la renovación celular, como lácteos, harinas y azúcares refinados, grasas transformadas o alimentos procesados.

Continúa leyendo