10 curiosidades científicas que te ayudarán con tu dieta

Cuando estás a régimen, debes dormir más, quitar la calefacción y bajarte siempre al vending. Descubre métodos simples –avalados por la ciencia- que te ayudarán a adelgazar más rápido.

1. La grelina dormilona. Es la hormona responsable del picoteo y que promueve que nuestro organismo retenga grasas. Se ha comprobado que aumenta cuando se restringe el sueño. Por eso, cuando estás a dieta, si duermes más horas, quemarás más grasas.

2. El picoteo imaginario. Si tienes un antojo de chocolate o dulce, según científicos estadounidenses, puedes calmar el apetito imaginando que lo tomas a grandes cantidades.

3. El agua quemagrasa. Para perder peso antes de cada comida deberías beber dos tazas de agua. Se hizo un macroestudio con personas sometidas a dieta y las que bebían agua antes de las comidas perdieron 2,25 kilos más que quien no lo hacía.

4. Atención frioleras: Si te pones a dieta, mejor pasa un poco de frío: el cuerpo aumentará su capacidad para producir calor y, por tanto, consumirá más energía para permanecer caliente.

5. Cuanto más lento comas, más adelgazarás. Si comes rápido reduces la segregación de las hormonas responsables de provocar la sensación de estar “lleno”.

6. La pimienta adelgaza, concretamente la roja de Cayena, ya que ayuda a reducir el apetito y a quemar más calorías después de cada comida.

7. En martes, “ni te cases, ni te embarques”, dice el refrán, pero deberíamos completarlo con “no te pongas a dieta”. Según se ha analizado, las personas que empiezan una dieta ese día la abandonan antes de que pase la semana. Lo mejor, los lunes y los domingos.

8. El picoteo, en bolsas grandes. En teoría, los snacks de 100 calorías nos ayudan a combatir el sobrepeso, pero no es así: según han demostrado, las bolsas pequeñas nos autoengañan. Somos más indulgentes a la hora de abrir una segunda bolsa. Te controlarás más si consumes directamente patatas de las bolsas grandes.

9. El truco de tensar los músculos. Imagínate que te enseñan un pastel cuando estás a dieta. Para evitar caer en la tentación, según un estudio de la revista Journal of Consumer Research, te ayudará tensar los bíceps o los músculos de la mano durante un minuto. Según aseguran, la mente y el cuerpo están tan unidos que así activarás tu fuerza de voluntad.

10. La ecuación de la dieta equilibrada. Para evitar excesos o defectos nutricionales, cada día debes consumir un 50-55% de hidratos de carbono preferentemente de cereales integrales, frutas, legumbres y verduras. Las grasas deben ocupar el 30-35% de lo que consumes, ya que ácidos como el omega-6 o el omega-3 son básicos para el buen funcionamiento del cerebro. Para las proteínas, solo se recomienda un 10-15 % y preferentemente no solo de animales, también de origen vegetal.

Continúa leyendo