Vídeo de la semana

¿Conoces los frutos secos que menos engordan?

En realidad, los frutos secos no engordan. Lo cierto es que incluso podrían ayudarte a adelgazar.

Mujer con varios frutos secos formando un corazón
Maksim Shutov / Unsplash

Su consumo en otoño/invierno, y sobre todo en Navidad, se suele disparar. Hablamos por supuesto de los frutos secos, estos alimentos que se pueden comer por puñados y que cuentan con una infinidad de beneficios. ¿Te han recomendado comerlos alguna vez entre comidas? Y con razón, ya que son saciantes además de aportar ácidos grasos buenos, vitaminas y fibra, fundamental para un buen tránsito intestinal.

El equipo médico de Melio, plataforma especializada en análisis de sangre, subraya además, en su guía con los hábitos que se pueden aplicar para evitar o mejorar los síntomas del Trastorno Afectivo Estacional: "para prevenir trastornos de ansiedad y depresión puede ser de ayuda aumentar la cantidad de alimentos ricos en triptófano (como las legumbres, frutos secos, lácteos y pescados azules), ya que es el precursor de la serotonina y la melatonina. Además del triptófano, el magnesio y vitaminas del grupo B (especialmente B6), también son necesarias para la síntesis de serotonina y el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Los alimentos ricos tanto en vitamina B6 como en magnesio son las legumbres, los frutos secos, los cereales integrales, el plátano y los pescados azules. Alimentos ricos en magnesio no incluidos en la lista anterior son las espinacas y el chocolate negro".

Pese a ser saludables, su fama de "alimentos que engordan" les precede. ¿Pero qué hay de cierto en ello? Cuentan efectivamente con grasas que cabe tener en cuenta, y más en los frutos comprados en el supermercado que pueden contar con aditivos. Pero también pueden ser aliados y ayudarnos a peder peso, ya que disparan la termogénesis (combustión de calorías). Te contamos cómo y por qué con este listado de los frutos secos que menos engordan.

1. Nueces

De rápida digestión, gran poder saciante y pocas calorías, es la mejor alternativa. ¿Su más? Un alto contenido en omega 3.

Son además muy beneficiosas para las pieles sensibles, como los recuerda la Doctora Mª José Martínez de ARCHANGELA: "Intenta incluir en tu dieta abundantes verduras y hortalizas rojas, amarillas, verdes u naranjas llenas de antioxidantes y carotenoides o provitamina A que es un gran protector de la piel. Tampoco debes olvidar los ácidos grasos y la vitamina E que puedes encontrar en los mejores aceites vegetales vírgenes; te irán muy bien también los omegas de los pescados y de los frutos oleaginosos como las almendras, nueces, piñones crudos…"

 

2. Almendras

Al igual que las nueces, cuenta con un alto contenido en ácidos grasos, hierro y fibra, y eso, sin un consumo excesivo.

Es además clave en el control de la caída del cabello: "En el caso específico del cuidado del cabello, es importante que en la dieta figuren alimentos como: frutos secos (almendras y nueces) y pescado azul, ricos en ácidos grasos Omega-3; vegetales verdes (pepino, calabacín, espárragos, brócoli, pimiento o aguacate), ya que aportan vitamina A, C y E;  cítricos, por la vitamina C que contienen, o legumbres, que contribuyen a la salud capilar con proteínas, hierro, zinc y biotina. Hay que tener en cuenta, así mismo, que las dietas drásticas también pueden llevar consigo una pérdida brusca del cabello" comenta el equipo médico de Cigna.

3. Pistachos

Su poder saciante es también importante. Con poca cantidad, suficiente. Son una gran fuente de vitaminas y minerales.

American Pistachio Growers añade: "Nada mejor que tomar 49 pistachos al día (1 ración de 28 gramos) para calmar la fatiga y el estrés, y, a la vez, mejorar la concentración en este mundo de ritmo rápido. Un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania sugiere que incluir pistachos en una dieta sana puede ayudar a reducir la presión arterial y las respuestas biológicas al estrés diario. Una ración de pistachos contiene un 8% del valor diario recomendado de potasio y magnesio, unas sustancias muy importantes para mantener la presión arterial a un nivel saludable. Además, recientemente, los científicos han descubierto que el pistacho es una proteína completa de origen vegetal; la única proteína completa que no necesitas cocinar y que puedes tomar tanto fuera como en casa".

4. Avellanas

¿Eres más de dulce? Este fruto seco, también repleto de beneficios, es el tuyo.

Continúa leyendo