¿Cuándo deja de funcionar una dieta milagro?

Son dietas que se hacen famosas por prometer resultados asombrosos en poco tiempo. Sin embargo, al cabo del primer año llegan las consecuencias.

¿Cuándo deja de funcionar una dieta milagro?

Son dietas que se hacen famosas por prometer resultados asombrosos en poco tiempo. Sin embargo, al cabo del primer año llegan las consecuencias.

 

Un estudio de la Asociación Americana del Corazón demostró que la mayoría de dietas milagro pierden su eficacia al cabo del primer año y que todavía no se conoce el verdadero impacto en la salud del corazón.

Las dietas más populares

Esta investigación ha analizado el impacto de cuatro de las dietas más populares últimamente: Atkins, South Beach, Weight Watchers (la dieta de los puntos) y la de la zona. Todas ellas promueven la pérdida de peso en poco tiempo.

 

Comparando la dieta Weight Watchers con una dieta convencional, basada en una alimentación baja en grasa, consejos nutricionales para perder peso y apoyo en materiales de autoayuda, se comprobó que las personas que siguieron la primera dieta perdieron un promedio de 3,5 a 6 kilos al año en comparación con el 0,8 o 5,4 kilos con un control rutinario. Sin embargo a los 2 años la mayoría de los que había seguido la dieta Weight Watchers había recuperado el peso.

 

Con la dieta Atkins no se obtuvieron pruebas consistentes y al comparar la dieta South Beach con una dieta convencional no se detectó ninguna diferencia en la pérdida de peso a los 12 meses, eso sí hay que tener en cuenta que los participantes  en el estudio eran grandes obesos que se sometieron a cirugía de bypass gástrico.

Los mismos efectos

Otra de las conclusiones a las que llegó el estudio fue que, tras comparar las cuatro dietas, todas mostraban una pérdida de peso modesta al año, muy parecida a la del grupo de control (que realizaron una dieta común).

 

Las personas que siguieron la dieta Atkins perdieron entre 2,08 y 4,7 kilos, los de la Weight Watchers adelgazaron de media 2,99 kilos, las personas que hicieron la dieta de la zona perdieron entre 1,5 y 3,18 kilos, y los del grupo de control perdieron 2,2 kilos.

 

Al analizar otras variables relacionadas con la salud cardiovascular, como el colesterol, el azúcar en sangre o la presión arterial, vieron que no había importantes diferencias entre unas dietas y otras.

 

Los investigadores concluyeron que para entender mejor los beneficios potenciales de cualquiera de estas dietas hacen falta grandes ensayos clínicos realizados durante más tiempo que comparen directamente estas cuatro dietas populares.

 

Por lo tanto,  los expertos afirman que lo más sensato para perder peso es realizar un cambio en el estilo de vida que implique a los médicos y los profesionales de la salud.

Etiquetas: adelgazar, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS