Cuando Letizia Ortiz descubrió la dieta Perricone

Desde la reina Letizia a Julia Roberts, es la dieta que arrasa en Hollywood y su objetivo no es adelgazar, pero se puede conseguir también, y mucho.

¿Por qué es distinta esta dieta de los régimenes de moda que proliferan cada temporada? En primer lugar porque el Doctor Nicholas Perricone es dermatólogo y uno de los padres de la denominada Teoría del Envejecimiento. Por eso esta dieta se la denomina de la eterna juventud. Su objetivo frenar la oxidación celular a través de los alimentos.

¿Es posible? Sí, además de viable es más sencillo de lo que crees. Se puede hacer con pequeñas dietas de tan sólo 3 días o reeducando tu organismo con regímenes de 28 días (un tiempo en el que algunos aseguran perder hasta 8 kilos, algo no muy recomendable por los nutricionistas). Con esta dieta verás también cómo mejora tu cutis, acabas con la flacidez e incluso aumenta tu energía y optimismo: al menos en teoría, ya que –como cualquier dieta- no debe hacerse sin supervisión médica.

Esta dieta que ha alcanzado a personajes como Eva Mendes, Gwyneth Paltrow, Anna Wintour, Cate Blanchett, Uma Thurman, Kate Hudson o Julia Roberts.

“Uno de mis máximos orgullos como médico e investigador es haber descubierto el papel de ciertos nutrientes clave y su impacto sobre la belleza, salud y longevidad. Cuando hablo de los ‘Súper-alimentos’, me refiero a aquellos con destacables propiedades antiinflamatorias, saludables y rejuvenecedoras, por desgracia muy olvidadas en el mundo de comida rápida y procesada de hoy”.

Dr. Nicholas Perricone.

¿Cuáles son los superalimentos de la eterna juventud?

Gtres

Para el doctor Perricone hay cuatro grandes grupos:

1.- Proteínas de alta calidad. Y el producto estrella de la dieta: el salmón, pero también quinoa, almendras, pavo, tofu, huevos… A la hora de comer, el primer plato siempre debe ser de este grupo de alimentos.
2.- Hidratos de carbono complejos y fibra. De lenta absorción. Además, recomienda entre cuatro y siete porciones diarias de moras, cebollas, frambuesas, aceite de oliva, avena o limones.
3.- Grasas “buenas” los denominados ácidos grasos esenciales Omega-3, donde vuelve a destacar el salmón, pero también el atún, las sardinas, los pistachos…
4.- Ácido Alfa Lipoico y vitaminas antioxidantes: el primero se encuentra en verduras como las espinacas o el brócoli y entre las segundas destacamos las vitaminas A de los frutos rojos, la B de las sardinas y las C de las bayas de Acai.

Y, cómo no, el ABC de todas las dietas: beber mucha agua mineral o con limón (entre 8 y 10 vasos; uno de ellos siempre en ayunas), hacer media hora de ejercicio diario y dormir, ya que el sueño libera la hormona del crecimiento y la juventud y se emite melatonina, que ayuda al sistema inmunológico.

Una Reina que desayuna tres huevos

Gtres

Según recoge el ABC, la Reina Letizia desayuna todas las mañanas una tortilla de tres huevos. Es parte del menú diseñado por este doctor. Toma nota del resto:

- Desayuno: Tortilla con tres claras y una yema y/o 115-175 gr de salmón a la parrilla. Además 225 gr de avena en copos (no instantáneos) junto a una rodaja de melón y 125 gr de frutos del bosque (arándanos, frambuesa…) y un vaso de agua.
- Almuerzo: 115-175 gr de salmón a la parrilla, atún o sardinas y 450 gr de lechuga o espinacas aliñados con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón. Como postre otra vez melón y 75 gr de frutos del bosque, más el obligatorio vaso de agua.
- Merienda: 60 gr de pavo o 170 gramos de yogurt, una manzana verde, 4 avellanas crudas y el vaso de agua.
Cena : 115-175 gr de salmón a la parrilla con 450 gr de lechuga aliñada con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón. También puedes tomar 250 gr de verduras al vapor como espárragos, brócoli o espinacas. Terminamos con la rodaja de melón y 75 gramos de frutos del bosque más el vaso de agua.

Y recena: antes de dormir puedes tomar una manzana o una pera, 60 gramos de pechuga de pavo o pollo y un puñado de avellanas, almendras o nueces.

LOS 10 SÚPER-ALIMENTOS DEL DR. PERRICONE:

(Antiinflamatorios, antioxidantes, antiarrugas y antiflacidez)

 

  1. Salmón salvaje: El salmón tiene un alto contenido en DMAE, axantina y ácidos grasos esenciales (más del 5% de su contenido son grasas ‘buenas’). Su alta proporción de Omega-3 aumenta en los no criados en piscifactorías: los salmones criados en libertad se alimentan de plancton, micro-organismos en los que abundan este tipo de grasas.
  2. Aceite de oliva virgen extra: Compuesto casi en un 75% por ácido oleico (una grasa monoinsaturada encargada de hacer que disminuya la oxidación del LDL, o ‘colesterol malo’, que puede provocar un deterioro de las células), contiene altos niveles de polifenoles como el hidroxitirosol (un protector antioxidante que solo se encuentra en altas concentraciones en esta clase de aceite de oliva). Perricone recomienda aceites de oliva virgen extra de primer prensado, ya que son los que menos acidez y mayores niveles de ácidos grasos y polifenoles contienen, pues conforme aumentan los prensados, se pierden más antioxidantes.
  3. Verduras verdes: Una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes es una magnífica opción para obtener nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, el calcio o el magnesio, que frenan el envejecimiento. Además, estas verduras de hojas verdes contienen una alta proporción de agua, aportando hidratación a la piel desde dentro. Siempre que sea posible se optará por alimentos frescos o congelados al natural, evitando los envasados procesados, ya que incluyen cocciones excesivas, destruyen nutrientes, además de añadir a los alimentos un exceso de sales y azúcares.
  4. Fresas y frutos rojos o del bosque: Potentes antioxidantes con bajo contenido glicémico son claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa corporal acumulada, que normalmente se ‘fija’ a través de alimentos con un índice glicémico superior a 50.
  5. Lácteos naturales orgánicos, sin edulcorantes y bajos en sal: El Dr. Perricone recomienda, en general, consumir productos ecológicos, y aún más en el caso de los lácteos que formarán parte de la dieta antiaging, que es básico que estén exentos de BGH (hormona del crecimiento bovino). Entre los dos más recomendados se encuentran el yogur natural orgánico (sin azúcar ni edulcorantes añadidos) y el kéfir. Ambos contienen importantes bacterias para la salud intestinal y mejoran la digestión. Ciertos quesos también están permitidos: se recomiendan los sólidos, como el feta, evitando los triple grasos y los muy salados.
  6. Avena en copos: Rica en fibras, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a controlar el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y proteger el organismo contra el cáncer.
  7. Plantas aromáticas y especias: El Dr. Perricone recomienda ciertas especies que, además de dar sabor a las comidas, tienen propiedades antiaging, como la cúrcuma: antiinflamatoria y neuroprotectora. La salsa de tabasco es otra de las opciones admitidas, ya que su proceso de preparación conserva las propiedades de la capsaicina, un poderoso antioxidante contenido en gran proporción en los chiles.
  8. Té verde: Es una de las bebidas clave de la dieta antiaging Perricone con más propiedades antienvejecimiento confirmadas científicamente. No solo contiene polifenoles de catechin, (antioxidantes que estimulan el metabolismo y frenan el envejecimiento), sino que también contribuye a impedir la absorción de las grasas perjudiciales, reduciéndola en un 30%, mientras que el aminoácido theonina mejora el estado de ánimo.
  9. Agua mineral: La deshidratación dificulta la metabolización de las grasas y, por lo tanto, impedirá que el organismo elimine los residuos, además de fomentar el desarrollo de los compuestos inflamatorios. Incluso una deshidratación ligera provoca un descenso del 3% en el metabolismo básico, cuyos resultados se traducen en un aumento de medio kilo de grasas cada seis meses. El Dr. Perricone recomienda «evitar el agua del grifo, pues puede contener residuos perjudiciales como partículas de metales pesados».
  10. Cacao puro en pequeñas ‘dosis’: ¡Sí, el chocolate es bueno para frenar el envejecimiento! Pero en pequeñas dosis ¡y sin leche! Lo más puro posible. Es un potente antioxidante que evita el ataque de los radicales libres y, gracias a su alto contenido en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a ‘fijar’ el calcio, controla la flora intestinal y protege el sistema cardiovascular.

 

Continúa leyendo