Dejar de fumar sin engordar

Cuando por fin estás consiguiendo abandonar el tabaco, empiezas a preocuparte por tu línea ¿Ganaré algunos kilos a partir de ahora?

dejar de fumar

Cuando por fin estás consiguiendo dejar el tabaco, empiezas a preocuparte por tu línea. ¿Ganaré algunos kilos a partir de ahora?

 

La nicotina, a parte de crear una dependencia física y psíquica, es un estimulante del metabolismo.

 

Comiendo lo mismo, puede que te resulte mucho más difícil quemar calorías ahora que por fin has decidido dejar de fumar. Con la ayuda de la Dra. Mª Jose Barba, especialista en dietética y nutrición, te damos una serie de trucos para dejar de fumar sin engordar.

 

¿Qué debo comer a partir de ahora?

Prescindir del tabaco no implica engordar, planifica tu alimentación y no tendrás que sufrir los excesos de la ansiedad.

Los fumadores tienen un déficit de vitamina C, por lo que tu alimentación, después de dejar este hábito, debe tener un mayor aporte de esta vitamina. Toma verduras y frutas frescas.

 

Debes tener en cuenta que la comida no debe ser un sustituto de los cigarrillos y se deben respetar las 3-5 comidas diarias. Mucho mejor si haces 5 tomas más ligeras para que tu estómago esté ocupado y así reduzcas la sensación de ansiedad. Evita picar entre horas y no tomes chucherías de ningún tipo.

 

La ansiedad es uno de los efectos de dejar de fumar más comunes, pero puede calmarse con chicles sin azúcar. Cuidado con los caramelos porque la mayoría aportan gran cantidad de calorías. Las infusiones y sopitas calientes ayudan a relajarse y calman la ansiedad causada por la falta de tabaco.

 

Es importante que practiques actividad física para compensar el gasto energético que consigue la nicotina en nuestro metabolismo.

 

Si quieres saber qué comer para no engordar al dejar el tabaco, no te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS