Dieta de la Zona: ¿tienes tus hormonas controladas?

La dieta de la zona consiste en tomar los alimentos en proporciones adecuadas para mantener un equilibrio de las respuestas hormonales que se producen cada vez que comemos. Estar en la zona es parecido a los consejos que nos daban las abuelas: comer de todo con moderación, comer fruta y verdura, y algo de proteína en cada comida.

Dieta de la Zona: ¿tienes tus hormonas controladas?

¿Por qué es beneficioso estar en la zona?

• Tendrás un mejor rendimiento intelectual y físico, ya que mantendrás estables los niveles de azúcar en sangre y tendrás una buena oxigenación de los tejidos.

• Tendrás un mejor aspecto físico porque eliminarás el exceso de grasa si lo tienes, y bajarás de peso.

• No tendrás hambre entre las comidas y tu funcionamiento corporal será óptimo.

• Estar en la zona mejorará tus cifras de colesterol, triglicéridos y azucares, estarás más sano. La comida es una droga poderosa y debemos entenderla como si fuese un medicamento.

La comida es una droga poderosa

Pirámide alimentaria de la zona

hormonas

La base de la pirámide es el agua. Tu cuerpo está formado por un 70% de agua y necesitas tomar mucha cada día para mantener una buena hidratación.

El siguiente escalón son las verduras y las frutashidratos de carbono de bajo valor glucémico, pero ricos en vitaminas y minerales.

El otro escalón son las proteínas bajas en grasas, que incluye las fuentes animales bajas en grasas, el tofu o los sucedáneos de carne a base de soja.

El escalón superior son las grasas monosaturadas, como el aceite de oliva, grasas hormonalmente neutras y sin efecto sobre la insulina.

El último peldaño lo ocupan los cereales, almidones, el pan y la pasta. Debemos comer diariamente estos alimentos, pero con moderación ya que su índice glucémico es más elevado.

La fórmula mágica

Para estar en la zona debemos tomar en cada comida hidratos de carbono, grasas y proteínas en la proporción de 40-30-30.

La proteína debe ser del tamaño de la palma de la mano u ocupar la tercera parte del plato. Si tomas hidratos de carbono de elevado valor glucémico como cereales, almidones, pasta o pan, podrás comer una porción del mismo volumen que la proteína. Si los hidratos de carbono son de bajo índice glucémico, fruta y verdura, podrás doblar el volumen de la proteína. En cada comida debe haber algo de grasa (aceite oliva, frutos secos).

Es conveniente suplementar la dieta con omega 3, ya que la ingesta de pescado azul suele ser insuficiente. Cada vez que comas y tu alimentación respete estas proporciones, entrarás en la zona. Si una comida no se ajusta a la zona, puedes entrar de nuevo en la comida siguiente. Cuanto más tiempo al día estés en la zona, mejor será tu salud y mejor te encontrarás.

Conoce a nuestra nutricionista

doctora

Dra. Marta Busquets Romagosa, miembro de Saluspot y especialista en medicina estética, nutrición y dietética en la Consulta de la Dra. Marta Busquets.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS