Dieta del grupo sanguíneo

Es justo lo que estás leyendo, una dieta adaptada a cada grupo sanguíneo. Se trata de un régimen que diferencia los alimentos que más favorecen y que menos según los tipos de grupo. A pesar de que ha sido creada por científicos, tiene tantos fans como detractores. ¿Quieres conocerla en profundidad?


dieta grupo sanguineo Es justo lo que estás leyendo, una dieta adaptada a cada grupo sanguíneo. Se trata de un régimen que diferencia los alimentos que más favorecen y que menos según los tipos de grupo. A pesar de que ha sido creada por científicos, tiene tantos fans como detractores. ¿Quieres conocerla en profundidad?
Las soluciones para alcanzar el peso ideal son de lo más variadas. Si aún no has encontrado ninguna que te haya ayudado, a lo mejor deberías conocer la Dieta del Grupo Sanguíneo. Se basa en la tolerancia que tiene cada grupo a determinados alimentos, que les beneficia o hace engordar. Fue creada por un científico, el físico Peter D'Adamo, que determinó que el grupo sanguíneo nos puede ayudar a llevar una alimentación más saludable.
La dieta del grupo sanguíneo no sólo nos puede ayudar a perder peso sino también a evitar tener el colesterol alto, la diabetes, cardiopatías y hasta el cáncer. Basa su eficacia en la propia capacidad del cuerpo de distinguir los elementos que son compatibles e incompatibles con cada tipo.
Se distinguen entre 4 cuatro grupos:
Tipo 0. Se recomienda evitar el maíz y los alimentos elaborados con trigo, así como los carbohidratos en general. Al contrario, lo que más le favorece son las proteínas, especialmente provenientes de animales: pescado, carne, huevos... Las personas del tipo 0 pueden perder peso con algas marinas, espinacas, brócoli y verduras de hoja verde, porque favorecen su metabolismo.
dieta grupo sanguineo Se supone que el grupo 0 es el más antiguo, tiene alrededor de 30.000 años, y lo identificamos con los primeros hombres que eran cazadores y necesitaban grandes cantidades de energía a diario. Además, tienen un sistema inmune fuerte, como su sistema digestivo.
Tipo A. Conocido como ?el cultivador', está más evolucionado que el 0, tiene alrededor de 20.000 años. Surgió cuando el hombre se volvió más sedentario y agricultor, y necesita menos energía para su día a día. A este grupo se le aconsejan los vegetales en lugar de la carne, especialmente la roja. Tampoco se recomiendan los yogures ni los lácteos.
Es, en general, el tipo vegetariano pero también identificado con personas de tubo digestivo sensible y un sistema inmune débil. Los alimentos que ayudan a perder peso a este grupo son las verduras, la piña y los aceites vegetales.
Tipo B. A este grupo se le llama ?el nómada', y es gente con un fuerte sistema inmunológico y facilidad para digerir todo tipo de alimentos. Podríamos encontrar su origen hace unos 10.000 años, cuando el hombre empezó a pastorear. A diferencia con el grupo 0, está adaptado a digerir más alimentos.
Son muy favorables las carnes rojas y el pescado, la leche y los lácteos en general, evitando los carbohidratos. Puede perder peso con la carne y los lácteos, así como con los vegetales de hoja verde.
dieta grupo sanguineo Tipo AB. Es el grupo más evolucionado y menos abundante, tiene sólo 1000 años de antigüedad, y es una combinación del tipo A y B. Es decir, admite verduras, frutas, carnes y lácteos y hasta carbohidratos. Tiene un tubo digestivo sensible y un sistema inmune vulnerable.
Para perder peso, a este grupo le benefician los vegetales, la piña y los lácteos.
¿Podemos confiar en esta dieta?
Hay que reconocer que en cuanto a tolerancias, alergias y a mejorar nuestro sistema inmune esta dieta es inmejorable, pero mucha gente acusa a esta dieta de no tener tantas pruebas científicas de que ayude a perder peso.
Si se sigue esta dieta sin seguimiento médico ni realizar actividad física, puede no funcionar o ser peligrosa. Si tenemos en cuenta los preceptos de cada grupo al pie de la letra, podemos tener deficiencias alimenticias. Por ejemplo, prescindir totalmente de los carbohidratos porque no nos benefician aunque sí los necesitamos. De manera que, antes seguir ciegamente todas las normas de cada grupo sanguíneo ¡recomendamos hablar con un nutricionista!

Etiquetas: adelgazar, calorías, nutricionista, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS