Dieta escandinava: así es la alimentación nórdica que ayuda a adelgazar

La dieta de países como Suecia y Noruega es todo un ejemplo a seguir

PEXELS

A la dieta mediterránea le ha salido un duro competidor. La dieta escandinava, típica de países nórdicos como Suecia, Finlandia y Noruega ha vuelto a ser destacada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una de las opciones más saludables y recomendables del mundo.

Aunque nuestra dieta mediterránea sigue siendo una de las más sanas, la escandinava también gana terreno en el ránking y cada vez es más preferida por personas aficionadas al deporte, que quieren perder peso o simplemente mejorar su salud a través de la comida.

 

Pexels

Se podría decir que la “dieta escandinava”  nació en 2004, cuando los dos chefs daneses Claus Meyer y Jan Krag Jacobsen desarrollaron un manifiesto de 10 propuestas, cuyo objetivo era servir como directrices para el conjunto de cualidades de la cocina nórdica. También contribuyó a la consolidación de esta alimentación Suzy Wengel, autora de “The Scandi Sense Diet”, un libro super ventas que explicaba los principios de esta alimentación y que conquistó a la población de esos países.


La dieta que predomina en países como Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca e Islandia es ideal para perder peso o mantenerlo de forma saludable. Se enfoca en reducir la ingesta de carbohidratos y lácteos (sin eliminarlos de la alimentación por completo) para darle prioridad a otros grupos alimenticios.

¿En qué se basa?

Las frutas, las semillas, los productos del mar, las carnes magras (o blancas), los quesos y los huevos se consumen con moderación. La fibra se toma en grandes cantidades y en cambio el azúcar, las carnes procesadas (rojas) y la comida rápida se reducen de forma considerable.

Además, los nórdicos suelen apostar por productos de temporada y locales: por ejemplo procedentes de lonjas, granjas o huertos cercanos, por lo que además de ser saludable, es una dieta más sostenible y respetuosa con el medioambiente y la economía local.

La escandinava no es una dieta restrictiva (se puede comer de todos sin abusar), y posee numerosos beneficios para la salud: previene enfermedades cardiovasculares, reduce la tensión arterial y el colesterol, es rica en vitaminas y minerales, facilita la pérdida de peso de una forma progresiva y sana...

¿Qué alimentos son aptos?

Pexels

Frutas: se puede consumir cualquier fruta, aunque en los países nórdicos se priorizan los frutos rojos como los arándanos, las moras, las frambuesas y las fresas, que son mucho más comunes y a la vez muy ricos en antioxidantes.

Verduras: los vegetales de hoja verde son ricos en minerales y fibra: el brócoli, la remolacha, el pepino o las espinacas son ejemplos de ello.

Pescados: los más comunes en los países escandinavos son el salmón, el bacalao, los arenques y la caballa, todos ellos ricos en omega 3. El consumo de pescado es más frecuente que el de carne.

Legumbres: todos los tipos de legumbres son bienvenidos, desde las lentejas, hasta las judías o los garbanzos.

Lácteos: en la dieta escandinava es muy famoso el kéfir y también el skyr, ambas variedades lácteas muy parecidas al yogur. Estos alimentos están hechos a base de leche desnatada rica en proteínas y baja en grasa.

CONTINÚA LEYENDO