El secreto de la figura de Michelle Obama

Confiesa que le gusta comer, no cuenta calorías y no se resiste a unas patatas fritas. ¿Cómo lo hace la Primera Dama para mantener la figura?

La dieta de Michelle Obama

Confiesa que le gusta comer, no cuenta calorías y no se resiste a unas patatas fritas. ¿Cómo lo hace la Primera Dama para mantener la figura?

La mujer del presidente de Estados Unidos mantiene la línea a pesar de que en numerosas ocasiones ha hablado de su pasión por la comida y lo poco que le gustan las dietas.

Sin embargo, como la magia no existe, para estar delgada Michelle tiene algunos trucos que le permiten estar así de bien.

¿Cuál es el truco de Michelle Obama?

Con su trabajo le resulta imposible meterse en la cocina pero cuenta con un equipo de cocineros en la Casa Blanca en los que confía su alimentación. Es una fan incondicional de las verduras, que ella misma cultiva en su huerto. No hace dieta, pero Michelle se preocupa por lo que se come en su casa.

El tofu y las patatas asadas le gustan mucho, al igual que la pizza vegetariana. Eso sí, si ve unas patatas fritas no puede resistirse a tomarlas.

Hace cinco comidas al día y el almuerzo es la más importante. Procura cenar ensaladas y los días que tiene hambre le incluye algún ingrediente con proteínas.

Esto hace que mantenga un peso estable y no tenga que pasarse la vida contando calorías.

El ejercicio también forma parte de su rutina diaria. La Primera Dama se despierta sobre las 4:30-5 de la mañana para hacer deporte: un paseo diario y un poco de gimnasio en la Casa Blanca, donde se encuentra con su marido.

Y, para mantener una buena flexibilidad, elige dos de los ejercicios más de moda: yoga y Pilates.

 

Una buena alimentación y ejercicio cada día son las claves de Michelle Obama para estar así de bien. ¿Quieres saber algunos trucos para perder peso sin hacer dieta? No te pierdas nuestra galería.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS