El "efecto rebote" afectará a casi la mitad españoles con los excesos de Navidad

Según datos de Ritual Gym, casi la mitad de los españoles sufrirá en las próximas semanas un efecto rebote a causa de los excesos de las fiestas

Pablo Merchán Montes on Unsplash

¿Tienes pensado hacer tras los excesos de las fiestas navideñas? Anímate, no estás sola, según datos recientes el 90% de los españoles han pensado lo mismo que tú. Hasta aquí muy bien, pero CUIDADO porque tu cuerpo podría responder de manera contraria a tus expectativas. Y es que el temido efecto rebote puede cebarse en tu tipín.

Marina Durán, directora de Ritual Gym nos lo explica con detalle “No tenemos que volvernos locos y dejar de comer o pasar 3 horas en la bici estática sudando. Cuando de repente nuestro cuerpo detecta una bajada de calorías o nutrientes importante, responde almacenando en forma de grasa todo aquello que nos sobra para cuando lo necesite y así tener reservas. Es como si se activara un modo alarma ante situaciones adversas. Por eso, para reponernos del exceso de las fiestas, tenemos que hacer ejercicio y comer sano y más ligero, pero sin medidas drásticas que desestabilicen al cuerpo. Si no, durante este proceso de vuelta a la normalidad se puede producir el efecto rebote y que acabemos recuperando más peso”.

Con la llegada de la última semana previa a las fiestas, son muchos los clientes de los gimnasios que acuden buscando secretos y consejos para prevenir los excesos de la Navidad. Y es que ya han empezado las cenas de empresa y ahora comienza las cenas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año nuevo. 4 celebraciones con grandes menús que asustan a quienes han luchado todo el año por mantener un régimen.

GIPHY

Para prevenir esto desde Ritual Gym nos proponen dos ejercicios básicos para hacer todos los días alternando ambos un total de 5 veces cada ejercicio. Una rutina de tan solo 10 minutos (ejercicio A + ejercicio B) X 5 veces:

Escaladores: lograremos un estupendo trabajo abdominal y si aumentamos la velocidad es un ejercicio cardiovascular potente con una gran quema calórica. Haz 40 segundos de trabajo y descansa 20 segundos.

Sentadillas: Bajar en  sentadilla caminando con las manos hasta una  plancha y vuelta atrás deshaciendo el recorrido. Un ejercicio muy completo sin impacto, con el que trabajarás todo el cuerpo y alternado con el ejercicio anterior es una combinación estupenda. Haz 15 repeticiones y descansa 20 segundos.

Como sabrás, hacer ejercicio tiene efectos positivos para nuestra salud pero no siempre compensa los excesos. En Navidad, uno de los dulces típicos, el polvorón, “tiene aproximadamente 200 kilocalorías, con más del 50 por ciento de grasasequivalente a 30 minutos de carrera para compensarlo directamente. Esto indica que no podemos utilizar el ejercicio como herramienta directa para contrarrestar todos los excesos, sin embargo es un gran apoyo y por lo tanto se debe aumentar proporcionalmente la cantidad de movimiento y ejercicio”, explica la directora de Ritual Gym.

Diez consejos para prevenir excesos

GIPHY

Motívate con deporte: No se puede hablar de mantener la línea sin pensar en el deporte. Se debe hacer ejercicio y evitar la vida sedentaria.

 Deporte sí pero no cualquiera: Trabaja de forma completa y global. Activa todo tu cuerpo. Y ten en cuenta que según cada persona será más recomendable hacer un tipo de ejercicio u otro.

Alimentos diuréticos: Sin duda estas son fechas en las que a menudo te sentirás hinchado. Este tipo de alimentos ayudará. Beber agua también ayudará a limpiarte por dentro y eliminar toxinas.

Cocina natural y más saludable: evitar alimentos procesados,  rebozados y empanados así como bollería fritos y salsas.

Intenta hacer algo de ejercicio todos los días: 10 minutos siempre son mejor que ninguno. Y dedicar un tiempo a tu cuerpo, te ayudará a mantener la musculatura activa y estimulada.

Control de los alimentos calóricos: Muchos alimentos son sanos pero tienen un valor calórico elevado por lo que serán saludables consumidos con moderación. 7.- Controla los hidratos: No se trata de dejar de comerlos pero sí de controlar el volumen ya que en muchas ocasiones abusamos de cenar pasta o pan acumulando esa energía al irnos directos a la cama.

Gestiona la cantidad: No tenemos que comer como si el mundo se acabara. Come acorde con las necesidades de tu cuerpo y actividad diaria.

Come fruta entre horas: Hay que evitar el consumo de galletas, bollería industrial, patatas fritas etc. En su lugar sustituirlo por piezas de fruta. Te aportarán muchos más nutrientes y no te pasarás con las calorías en  tu media mañana o merienda.

Aprender a compensar si es necesario: En estas fechas, cuando haya una comida o cena muy calórica hay que saber compensar. Si te vas de comida o de cena, debes complementarlo con ingestas más ligeras en los días previos o posteriores. Así como hacer ejercicio esos días para tener una quema calórica mayor y mantener el metabolismo activo.

CONTINÚA LEYENDO