La dieta del placer

¿Hacer dieta y no sufrir para adelgazar? Los expertos aseguran que la clave para perder peso de forma saludable está ahí.

La dieta del placer

¿Hacer dieta y no sufrir para adelgazar? Los expertos aseguran que la clave para perder peso de forma saludable está ahí.

 

En muchas ocasiones cuando nos planteamos perder peso se nos vienen a la cabeza largas  e interminables sesiones de ejercicio y una alimentación poco variada y que nos aburre y nos hace pasar hambre.

 

Los expertos en nutrición aseguran que un plan basado en esfuerzos constantes, en la restricción y en la prohibición no puede funcionar.

 

Sin embargo, si se involucra el placer, la cosa cambia. La doctora Mónica Katz, de la Universidad Favarolo (Argentina) afirma que “los estímulos placenteros guían el aprendizaje, ya que de forma natural el cerebro busca repetir las acciones que generan sensaciones agradables y provocan la liberación de dopamina en el flujo sanguíneo”. De esta forma se puede utilizar el sistema de recompensas para llevar una dieta equilibrada, volviendo a encontrar el placer en la comida.

¡Come de todo!

Katz no duda en asegurar que demonizar algunos alimentos lo único que hace es limitar la creación de un espíritu crítico y nos hace difícil discernir qué es lo que más nos conviene para llevar una alimentación sana.

 

El doctor Paul Rozin, de la Academina Americana de las Artes y las Ciencias, está totalmente de acuerdo con esta opinión y afirma que no hay que sacrificar el buen sabor de los alimentos por su contenido calórico. La clave está en encontrar la medida adecuada en las porciones. Así se puede disfrutar comiendo sin engordar.

 

En este punto se recuerda la llamada “paradoja francesa”. ¿Cómo puede ser que Francia tenga un 50% menos de obesidad que Estados Unidos cuando su dieta tiene más grasas?

 

El secreto está en las raciones. Un estudio comparó matemáticamente los tamaños de productos alimenticios individuales de supermercados franceses y norteamericanos. Esta medición demostró que la ración media de comida en Francia es de 277 gramos mientras que en Estados Unidos la ración es de 346 gramos, un 25% mayor que en la capital gala.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS