La dieta del sentido común

La restricción calórica, la clave de la longevidad


Dieta inteligenteSegún el doctor Manuel Sánchez, director del departamento de Nutrición y Dietética de la Clínica Planas, en la actualidad «la dieta de la restricción calórica es la única capaz de aumentar la longevidad de las personas». Y es que se ha demostrado científicamente que un bajo consumo de calorías frena los procesos de oxidación de las células y disminuye la presencia de hormonas hipofisarias, que influyen en el deterioro del organismo. Eso sí, el experto aclara que reducir la ingesta de calorías no es comer menos. «Es tomar lo adecuado en función del metabolismo de cada persona o, lo que es lo mismo, adaptar la cantidad y el tipo de nutrientes a las necesidades de nuestro organismo.» Aconseja consumir los productos de temporada, ya que contarán con una mayor concentración de vitaminas y oligoelementos beneficiosos para el organismo.

LO QUE NO DEBE FALTAR EN LA NEVERA

La nutricionista Petra Navarro, del centro Instimed, ha elaborado la lista de la compra adecuada para llevar una dieta lo más saludable posible. Toma nota.
Aceite de oliva. Gran protector cardiovascular, mejora la función cognitiva y previene la osteoporosis.
Productos naranjas. Los betacarotenos presentes en las frutas y hortalizas de color anaranjado (albaricoques, tomate, calabaza, zanahorias...) protegen de enfermedades crónicas provocadas por los radicales libres. Además, son un fotoprotector natural de la piel.
Frutos rojos. Contienen fitonutrientes, conocidos como flavonoides, que disminuyen el riesgo de enfermedades degenerativas del cerebro.
Pescado. Rico en Omega 3, previene la acumulación de grasa en las arterias.
Marisco. Contiene selenio y zinc, dos minerales que fortalecen el sistema inmunitario.
Yogures desnatados. Incorporan microorganismos vivos beneficiosos para el cuidado de la flora intestinal.
Té y café. Tomados una vez al día son una inmensa fuente de antioxidantes.

Etiquetas: adelgazar, calorías

Continúa leyendo...

COMENTARIOS