La dieta Sanoma, sabor mediterráneo

¿Sabes que en California están de moda los hábitos alimenticios Mediterráneos?

Dieta saona

¿Sabes que en California están de moda los hábitos alimenticios Mediterráneos? Pues sí y es lo que se conoce como Dieta Sonoma.

 

Ha sido la nutricionista Connie Guttersen la que se ha dedicado a crear una dieta basada en los alimentos más típicos del otro continente como el aceite de oliva, las almendras, los tomates o las espinacas. Este plan alimenticio permite perder peso tan sólo cambiando algunos hábitos alimenticios y, por supuesto, haciendo un poco de ejercicio diario.

La dieta Sonoma se basa en el consumo de 10 alimentos clave para que este plan tenga efecto.

 

Protagonista absoluto es el aceite de oliva y, después, verduras como el brócoli, los pimientos, las espinacas y los tomates.

 

En las frutas se incluyen las fresas, las moras y las uvas.

 

Almendras y granos integrales completan las 10 claves del plan. A partir de aquí se crean los menús correspondientes que no son restrictivos y no prohiben el consumo de carbohidratos.

Cómo comer esos alimentos

Otra de las claves del éxito de esta dieta es el tipo de plato donde vamos a comer. Para el desayuno, Guttersen recomienda un plato de 14,5 cm. y un bol con capacidad para dos tazas. El almuerzo y la cena deben ir en un plato cuyo diámetro sea de 22,5 cm. Ahora que ya tenemos claras las pautas principales, toca decidir si quieres empezar esta dieta que asegura la pérdida de hasta 30 kilos sin volver a recuperarlos y sin dañar nuestra salud.

Fases de la dieta

La primera fase tiene una duración de 10 días. Es la parte más difícil de la dieta ya que se ha de aprender a comer de la forma que recomienda la especialista, en cantidades más pequeñas. Aunque verás pronto el resultado, ya que es en esta etapa donde se suele perder peso más rápido.

 

Pasados esos 10 día, comienza la segunda parte del plan. Aquí también se aprecia una pérdida de peso que será casi constante desde la primera fase. Además hay que acostumbrarse al 100% a tomar estos nuevos alimentos. Ten en cuenta que es un régimen ideado en Estados Unidos, por lo que la alimentación mediterránea les queda bastante lejos. En cambio a nosotros nos resulta mucho más fácil y casi no notaremos esta fase de adaptación. Simplemente tendremos que controlar las cantidades.

 

La tercera fase comienza cuando hemos adelgazado lo bastante. Esta etapa es la de mantenimiento, tan sólo hemos de conseguir que nuestro peso no varíe. Si mantenemos una buena alimentación como la que te proponemos y, por supuesto, hacer ejercicio y mantener unas costumbres sanas y saludables, no tienes por qué tener ningún tipo de problemas.

 

Esta dieta no es en absoluto restrictiva por lo que es bastante fácil llevarla a cabo y, cuando llegues a la tercera fase, podrás darte un caprichito de vez en cuando.

Etiquetas: adelgazar, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS