Las dietas de las famosas (IX)

Nicole Kidman: dieta South Beach La dieta South Beach se divide en tres fases y ha sido creada por el cardiólogo Arthur Agatston. Es una dieta más equilibrada que la Atkins, pues reconoce el valor de algunos hidratos de carbono "buenos" y reconoce los riesgos de algunas grasas como las de los alimentos fritos. -La fase inicial dura 2 semanas y se basa en alimentos que aportan pocos hidratos de carbono. Se reemplazan los azúcares por proteínas y verduras. - La segunda fase reintroduce los azúcares, comenzando con los alimentos de bajo índice glucémico (los azúcares como la fructosa producen insulina de forma gradual, sin intervenir en los niveles de azúcar). La leche desnatada también se introduce en esta fase, en la que se introduce una pieza de fruta en la merienda y los cereales en el desayuno. - La fase tres es, básicamente, el resto de tu vida: es una continuación de los hábitos alimenticios que se han desarrollado. Pros:Al eliminar azúcares al comienzo, el alcohol está prohibido, por lo que tu salud mejora notablemente. No sufrirás ataques de hambre, ya que puedes comer proteínas en grandes cantidades. Es una forma de vida nueva, más que una dieta. Combina la clásica dieta disociada con una descarga progresiva de hidratos de carbono: poco a poco introduce alimentos restringidos (aquellos ricos en hidratos y azúcares) para volver paulatinamente a una dieta de mantenimiento que evita el efecto rebote. Contras:Al eliminar carbohidratos y azúcares en la primera fase, puedes tener cambios de humor y estar más irritable al comienzo de la dieta. Evitar el alcohol de forma drástica puede resultarle complicado a algunas personas.

 

Nicole Kidman: dieta South Beach


dieta-kidman-dentro

La dieta South Beach se divide en tres fases y ha sido creada por el cardiólogo Arthur Agatston. Es una dieta más equilibrada que la Atkins, pues reconoce el valor de algunos hidratos de carbono "buenos" y reconoce los riesgos de algunas grasas como las de los alimentos fritos.
-La fase inicial dura 2 semanas y se basa en alimentos que aportan pocos hidratos de carbono. Se reemplazan los azúcares por proteínas y verduras.
- La segunda fase reintroduce los azúcares, comenzando con los alimentos de bajo índice glucémico (los azúcares como la fructosa producen insulina de forma gradual, sin intervenir en los niveles de azúcar). La leche desnatada también se introduce en esta fase, en la que se introduce una pieza de fruta en la merienda y los cereales en el desayuno.
- La fase tres es, básicamente, el resto de tu vida: es una continuación de los hábitos alimenticios que se han desarrollado.


Pros:
Al eliminar azúcares al comienzo, el alcohol está prohibido, por lo que tu salud mejora notablemente. No sufrirás ataques de hambre, ya que puedes comer proteínas en grandes cantidades. Es una forma de vida nueva, más que una dieta. Combina la clásica dieta disociada con una descarga progresiva de hidratos de carbono: poco a poco introduce alimentos restringidos (aquellos ricos en hidratos y azúcares) para volver paulatinamente a una dieta de mantenimiento que evita el efecto rebote.


Contras:
Al eliminar carbohidratos y azúcares en la primera fase, puedes tener cambios de humor y estar más irritable al comienzo de la dieta. Evitar el alcohol de forma drástica puede resultarle complicado a algunas personas.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS