Pierre Dukan rompe una lanza a favor de las curvas

Se hizo conocido a nivel mundial gracias a la famosa dieta Dukan que consiguió enganchar a millones de personas.

Dukan

Se hizo conocido a nivel mundial gracias a la famosa dieta Dukan que consiguió enganchar a millones de personas. Ahora, el médico amigo de la polémica rompe una lanza a favor de las curvas de mujer con su nuevo libro “Guardar la línea sin perder las formas”.

 

Pierre Dukan hace, en su nueva obra, un alegato a favor de la feminidad y una ácida crítica hacia la extrema delgadez. Además, el nutricionista asegura que cierta prensa femenina y los altos representantes del mundo de la moda son los responsables de promover un arquetipo de mujer flaca y sin formas.

 

Con esta obra, Dukan trata de convencer a la gente de que los hombres prefieren las mujeres con curvas mediante alegatos tan contundentes como éste: “ […] los hombres las prefieren con curvas, no las gordas, sino aquellas cuya bella redondez flexible se ve, se toca, y cuya elasticidad resiste a la presión de los dedos y a la intensidad de la mirada".

 

Los pechos, las caderas y los muslos son los atributos mágicos de la mujer, según el francés, y renunciar a lucir esas redondeces es antinatural y, para él, un paso hacia nuestra extinción. Dukan habla en todo momento de mujeres con formas, no con sobrepeso.

 

Sin embargo, todo este alegato en pro de la feminidad y la naturalidad del cuerpo de mujer, no está exento de argumentos controvertidos y polémicos, sin los que el popular nutricionista perdería su particular “toque”, afirmando, por ejemplo, que la extrema delgadez es un problema en la cama y que ha comprobado que algunas de sus pacientes con obesidad, con dificultades para caminar, no tenían, sin embargo, dificultades para tener una vida sexual plena y muy activa.

 

Algunas citas e ideas del libro ya han sido tachadas como “machistas” y defensoras de una mujer tradicional, anclada en el rol de “señora de su casa”.

 

El maestro en el arte de polemizar vuelve a dar que hablar mientras, defensores y detractores, hacen su fama más grande, al igual que, claro está, su cuenta corriente.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS