Que tu dieta no te engorde

Consejos para que no ignores qué hábitos te están perjudicando y comiences a adelgazar

Consejos para una dieta equilibrada

Comer bien para sentirse mejor es la máxima que persiguen los nutricionistas a la hora de reeducar hábitos alimenticios que no nos hacen ningún bien. A grandes rasgos, lo ideal es tomar de todo en pocas cantidades y 5 veces al día, pero queremos darte algunos consejos más, para que disfrutes y no engordes comiendo.

 

Actitud

No sólo puede hacer que la comida te siente peor o mejor, ya que, si algo muy apetitoso nos lleva al exceso y a comer muy deprisa, tendremos inflamación abdominal, digestión pesada y malestar, además de haber ingerido más de lo que necesitamos.

Diestas exprés

Los regímenes muy restrictivos no son buenos si al poco tiempo se va a volver a las malas costumbres. Sólo son razonables las dos primeras semanas en personas que deben perder más de veinte kilos. Pero lo más recomendable es adelgazar de forma lenta, prolongando la dieta durante más tiempo hasta conseguir el objetivo, y siempre bajo vigilancia médica.

 

Calorías

Obligar a tu organismo a sacar reservas es tan sencillo como levantarse de la mesa sin estar del todo lleno, y eliminar algunos alimentos “pesados”, como los azúcares sintéticos, las grasas, el alcohol, la pastelería...

 

Fruta

Si hemos comido suficiente, no es necesario comerla de postre por obligación o hábito, pues así sumamos calorías innecesarias y, por lo tanto, engordamos. Es recomendable tomarla a media mañana y a media tarde, ya que, además de hacer el número adecuado de comidas al día, se aprovecharán más sus cualidades vitamínicas y minerales. Hay que evitarla por la noche, pues debido al reposo nocturno no quemamos estas calorías, a no ser que sea lo único que se cene y que no sea inmediatamente antes de acostarse, sino que transcurra tiempo suficiente hasta movilizar las calorías que nos aporta.

Edad

El metabolismo con los años se va ralentizando por cuestiones hormonales, así es más difícil quemar las calorías, por eso no debemos dejar de hacer ejercicio para compensarlo.

Tomarlos en exceso puede provocar adicción, debido a que tras su ingestión aumentan los niveles de azúcar en sangre y, cuando descienden, provocan la necesidad de tomarlos de nuevo, y ya no queremos otra cosa.

 

Y recuerda que en el tema de la alimentación no hay trucos ni milagros, que lo más saludable es seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio, y seguir las pautas que te da el nutricionista.

Etiquetas: adelgazar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS