6 formas de hacer ejercicio en verano sin esfuerzo

Si en tu vocabulario las palabras deporte y vacaciones no van unidas, tranquila, tenemos la solución que necesitas.

Guardar la forma en verano, con sus largas jornadas de no hacer nada y sus deliciosas tentaciones, no es fácil. ¿La culpa? Aunque se la eches a esos pinchos y la cervecita del chiringuito, es solo tuya, ya que no hace falta machacarse en el gimnasio para mantener la línea gracias a estas seis maneras de hacer ejercicio sin que te des cuenta:

6 formas de hacer ejercicio en verano sin esfuerzo

 

1. Aprovecha para nadar. Hace calor y todo el que puede se refresca en el agua, sea en el mar o en la piscina. Si durante el año nadas en la piscina del gimnasio, ¿por qué ahora no? La natación es uno de los entrenamientos más completos hay, ya que permite trabar todos los músculos del cuerpo, ayuda a tus articulaciones y corrige tu postura. En media hora quemas 250 kilocalorías, ¿qué más quieres?

2. Pasea por la playa (o por la ciudad). Un anochecer en la playa es uno de esos momentos mágicos que no te puedes perder, sobre todo porque puede ser el único momento del día en el que el calor no haga que te derritas. Camina a paso rápido para tonificar tus piernas, ¡puede llegar a ser más efectivo que el running!

3. En la tumbona. No, no nos hemos vuelto locos. Toma el sol mientras haces ejercicio, ¿cómo? Moviéndote. Desde girarte para coger la bebida que está en la mesa de al lado hasta levantarte para ir a nadar, en todo momento trabajas tus abdominales. A más movimiento, más ejercicio, recuérdalo.

4. ¡Nos vamos de shopping! ¿Te encanta ese mercadillo al lado del puerto? ¿O el centro de la ciudad está lleno de tiendas irresistibles? No lo dudes, vete de compras y harás ejercicio sin darte cuenta. Piensa que serán unas horas en las que no vas a parar de caminar y moverte.

5. Baila sin parar. ¡Conviértete en la reina de la pista de baile! En una hora puedes llegar a quemar 400 kilocalorías, pero ten cuidado con el alcohol, ya que hará que ingieras una cantidad extra.

6. ¿Sexo? Sí, por favor. Una escapada romántica que incluya una noche de sexo pasional –o una locha loca, ¡qué más da!- te servirá como ejercicio: en una hora se pueden llegar a quemar 140 kilocalorías. ¡El placer será doble!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS