Consejos para ir al gym a entrenar con estilo

Y no, no nos referimos solo a optar por un look ideal. Vestir en chándal durante el día se ha puesto de moda con la moda 'athleisure', pero esto no debería hacernos olvidar las buenas maneras en el gimnasio. Ahí van unos consejos.

gym
La moda deportiva lo invade todo, como el desfile de Hermès.

 

Llega la primavera y con ella el buen tiempo; y con el buen tiempo, la necesidad de destaparse, ponerse manga corta, escotarse… Y ahí es donde resurgen nuestras flacideces. La primavera la sangre altera, y von ella aparecerá también otra tanda de descerebrados que se apuntarán al gimnasio.

Lo primero que hay que decir es que ir al gimnasio no es hacer deporte, hacer deporte es otra cosa. De igual forma que hay quien piensa que el yoga o el pilates no son deporte -son casi rehabilitación, pero a falta de pan…-.

Estas que siguen son una serie de consideraciones básicas para que, ya que no pueden ustedes montar a caballo o jugar a básquet (que sí que son deportes), ingresen en el gimnasio de la forma más elegante posible: 

1. Lo primero que hay que tener en cuenta es aquello de mens sana in corpore sano. De nada sirve tener un cupero musculado si no has leído el periódico esa mañana. No sé si me explico.

2. Al gimnasio no se va perfumado y hay que llevar la pedicura hecha.

3. No hace falta que sean estirados, cuando se entra o se sale del vesturario, saluden, hombre, saluden. Hay muchas personas que al gimnasio van con cara de matones o como si estuvieran en el ejército. 

4. Son los mismos antipáticos que cuando les pides turnarte en una máquina te miran mal y con cara de asco, en plan "no hace falta que te esfuerces porque eres un mequetrefe integral".

5. La actitud en el gimnasio, y casi diría yo que en la vida en general, debería estar a medio camino entre la alegría desbordada de algunos y la taciturnitez de muchos otros cuya actitud es más propia de alguien que se está jugando un oro olímpico que de un civil mondo y lirondo.

6. Desde hace unos diez años (quizás un poco menos), la gente va vestida al gimnasio como si trabajaran en la Nasa (y no voy a volver a hablar de los hombres que van con mallas, pero podría, que conste que podría…). Se viste mejor en las salas de musculación que en la calle misma. Así pues, ¿cuál es la razón por la cual estos figurines de gym llevan la muda en una bolsa del super? ¿No podrían ir a tono y meter sus zapatillas de deporte en una bolsa especialmente diseñada a tal efecto?

7. Ni que decir tiene que la ropa interior debería estar cuidada. Aquí deberíamos hablar de cuál es la razón por la que muchos hombres llevan calzoncillos con motivos absurdos, estampados infantiles o incluso algunos otros que pretenden ser graciosos. Por no hablar del estampado modelo psicodélico, de los que llevan detalles flúor…

8. Las toallas se limpian cada día, no vale alquilarse una taquilla y tener allí un tesoro mohoso producto de no cambiar a diario (¡a diario!) la toalla. Por otro lado, deberían ustedes tener una toalla para la ducha y otra para la sala, de manera que ninguna parte de su cuerpo toque banqueta. Entre tú y las máquinas debe haber siempre una toalla. 

Etiquetas: gimnasio

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS