Aprender surf, ¿me subiré a la ola?

La mayoría de la gente ha observado las olas y pensado, alguna vez, qué se sentirá al deslizarse sobre ellas. Sin embargo, pocos son los que se atreven a intentarlo.

surf

La mayoría de la gente ha observado las olas y pensado, alguna vez, qué se sentirá al deslizarse sobre ellas. Sin embargo, pocos son los que se atreven a intentarlo.

 

El surf es un de los deportes que, a nivel visual, resultan más llamativos, atrayentes e impactantes: el ser humano contra la fuerza de la naturaleza, una tabla de surf y el mar.

 

Al igual que sucede con todos los inicios, aprender surf es complicado, lento y, sobre todo el primer día, frustrante. Si piensas que será llegar, ver dos posturas básicas y subirte a la ola, te equivocas. Paciencia, tesón y concentración deberán ser tus premisas para el aprendizaje.

 

Puedes ir a la playa y tirarte sobre la arena, vuelta y vuelta a tomar el sol o, si necesitas descargar adrenalina incluso en vacaciones, tomar contacto con el surf para mantenerte en forma en verano y, quizá, descubrir un nuevo hobby apasionante.

 

Como pez en el agua

Lo primero que debes hacer es contar de antemano con que no vas a moverte como pez en al agua durante tus primeras clases de surf. De hecho, lo lógico es que en la primera ni siquiera “pises” el agua. Las posturas corporales, ponerse de pie en la tabla, posición correcta de piernas y brazos… todos ellos serán conocimientos que tendrás que adquirir sobre la arena.

 

Con voluntad, paciencia y ganas de aprender podrás iniciarte en el deporte del surf. Hasta dónde llegues dependerá de tu tesón y, claro está, de tus habilidades.

 

¿Quieres saber algunos consejos para tu primer contacto con el surf? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS