Aquí no hay playa, pero sí piscina

Ha llegado el verano, las altas temperaturas y muchos cambian los planes caseros de fin de semana por los días de piscina.

piscina

Ha llegado el verano, las altas temperaturas y muchos cambian los planes caseros de fin de semana por los días de piscina.

 

La crisis se ha asentado con fuerza en el bolsillo de muchos españoles y esta es, precisamente, la causa de que el número de bañistas en las piscinas madrileñas haya aumentado un 10% más este año respecto al pasado. ¿Por qué? Porque desde 2008 el número de personas que ha tenido que renunciar a irse de vacaciones se ha ido incrementando y apuestan por refrescar los largos días de verano en las piscinas. Actualmente, según el último Barómetro de Consumo del Ayuntamiento, el 46,3% de los madrileños no tienen pensado irse de vacaciones este verano.

 

A falta de pan, buenas son tortas, dice el refrán, por lo que esta tendencia se repite en diferentes puntos de España. A pesar de que el precio de las piscinas ha subido en numerosas instalaciones, para aquellos que no tienen la suerte de contar con el mar cerca, las albercas de barrios y pueblos son una buena alternativa.

 

Chanclas, bikini o bañador, toalla y protección solar: todo listo para disfrutar de un agradable día de piscina, pero ¿sabes qué precauciones tomar para que no se complique tu jornada de baño? No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS