Así es como deberías entrenar en verano para mantenerte en forma y no perder progreso

No te pierdas estos sencillos consejos para entrenar incluso en los meses de verano y no perder el progreso del año.

Con la llegada del verano el deporte pasa a un segundo plano y lo que realmente apetece es descansar y disfrutar. El deporte y la actividad física no son preocupaciones prioritarias hasta que pasados unos días llega el temido cargo de conciencia y nos preguntamos si a la vuelta conseguiremos mantener el ritmo o si físicamente habremos perdido la forma. 

Y es que cuando el organismo está acostumbrado a hacer deporte de forma diaria es importante no abandonar de golpe: pasada una semana sin actividad, por ejemplo, las fibras musculares ya empiezan a debilitarse y el cuerpo comienza a retener más líquidos de lo normal. Después de dos semanas de vacaciones sin actividad física, por su parte, comienza a disminuir de un modo más evidente y la resistencia cardiovascular disminuye considerablemente. Tras un mes sin realizar deporte o actividad física se nota la pérdida de músculo y resistencia que se había ganado en los meses anteriores de entrenamiento, se comienza a ganar más grasa y el músculo se debilita. 

Sin embargo, todas estas preocupaciones pueden dejarse a un lado si se mantiene un mínimo de actividad deportiva durante los meses de verano, algo que es muy posible si sabes cómo. ¡Así es como deberías entrenar en verano para mantenerte en forma y no perder todo el progreso logrado a lo largo del año! Desde Brooklyn Fitboxing ofrecen algunos consejos para entrenar en vacaciones y mantener de esa forma el cuerpo a tono:

Entrenar a primera hora del día: de esta forma se podrá emplear el resto del día para todos los planes de ocio y de vacaciones. Además, por la mañana hace menos calor y te apetecerá mucho más…

ejercicios
iStock

Descansar entre los entrenamientos: en vacaciones el entrenamiento no debe ser una actividad que genere frustración si no se realiza con la misma frecuencia que durante la rutina. Se puede descansar un día o incluso varios días seguidos entre entrenamientos

Equipaje con ropa deportiva: es fundamental llevar unas deportivas y algo de ropa deportiva para poder hacer ejercicio en las vacaciones. Añadir estas prendas al equipaje ayudará a incrementar las probabilidades de realizar actividad deportiva también durante el verano.

Realizar entrenamientos cortos pero que sean eficaces, por ejemplo, HIIT: El High Intensity Interval Training (HIIT) es un tipo de entrenamiento cardiovascular de alta intensidad que se puede realizar en cualquier sitio: el gimnasio, el parque, o en casa. Estos entrenamientos mezclan breves intervalos de trabajo fuerte con otros, también cortos, de relajación, de esta manera se maximizan los resultados minimizando el tiempo de trabajo.

Establece en el calendario los días que se van a entrenar: de esta forma el compromiso será mayor. Es importante alternar en el calendario días de entrenamiento con algún día de descanso para disfrutar del ocio y tiempo libre mejor.

Buscar alguna ruta en el destino de vacaciones: caminar de forma frecuente o hacer alguna ruta por la naturaleza pueden ayudar a mantener los ritmos de actividad física. Es también una forma fácil de compaginar ejercicio con vacaciones.

Continúa leyendo