¿Funcionan los ayunos intermitentes y los entrenamientos en ayunas para perder grasa?

Damos un empujón a la “Operación Bikini” hablando del famoso término “ayuno”. Esta palabra está más de moda que nunca en el entorno del fitness y de la nutrición, especialmente en cuanto al objetivo de pérdida de grasa.

Alfredo Martin Moreno.

Seguramente has oído hablar de gente que entrena en  ayunas para conseguir perder grasa de manera más efectiva e intensa. Pero, ¿cómo funciona nuestro cuerpo? ¿Es verdaderamente aconsejable? ¿Es realmente efectivo? ¿Nos ayudará a perder grasa antes si entrenamos en ayunas y practicamos ayunos intermitentes?

Ambos conceptos son tratados por los profesionales como medidas extras a la pérdida de peso, que siempre se iniciará comiendo correctamente y haciendo ejercicio físico de manera habitual, favoreciendo la sensatez de la rutina saludable. Porque ante todo debes anteponer tu salud y debes saber y conocer cómo funciona y reacciona tu cuerpo. 

Tratamos dos aspectos sensacionales para quemar la grasa más rebelde, el ayuno intermitente y el entrenamiento en ayunas.


1. Ayunos intermitentes

Los “ayunos intermitentes” empiezan a estar presentes en las rutinas de aquellas personas que quieren bajar de peso una vez se han estancado en su objetivo pero, ¿es siempre saludable hacerlos? ¿en que consisten los ayunos intermitentes? ¿cuándo debemos hacer este tipo de ayunos? 

El “ayuno intermitente” es una parada prolongada de entre 12-14 h en la que no puede haber ingesta de comida de ningún tipo, pero si de agua

Normalmente y con el fin de facilitar este ayuno (que puede ser algo molesto) se incluye en la rutina nocturna, ya que las 8 h que solemos dormir nos evitará momentos de tentaciones. Esto se lleva a cabo cenando pronto y  desayunando tarde, teniendo en cuenta deben pasar 13 horas entre ingestas aproximadamente. No son aptos para todo el mundo y suelen estar recomendados para aquellas personas que se han paralizado en su objetivo de pérdida de tejido graso. El ayuno intermitente siempre se debe hacer bajo la supervisión de un profesional que dé el “ok” y considere que el porcentaje de grasa corporal permite una bajada sensata del peso de manera saludable


2. Entrenamientos en ayunas

Los entrenamientos en ayunas también hemos de tratarlos con prudencia, ya que aquellas personas que no estén acostumbradas pueden sufrir mareos. Son recomendamos de manera temporal y en aquellos casos en los que se desea definir la musculatura. Son efectivos pero más agresivos para el cuerpo

Si tenemos una rutina fit de 3 días de entrenamiento semanal, y seguimos una dieta desde hace tiempo, pero sospechamos que nos hemos estancado o que queremos ir un poco más allá, entonces podríamos incluir en nuestra rutina física unas sesiones de entrenamiento en ayunas. 

¿Cómo lo haríamos? 

A. Bien a través de ejercicio de tipo cardiovascular, por ejemplo: 5-6 km combinando de manera intercalada caminar rápido y trotar suavemente. 

B. Rutina de entrenamiento  HIIT (entrenamiento interválico de alta intensidad) nada más despertar. Los HIIT son rutinas exprés en las que se juega a arrancar y parar una actividad física explosiva para subir las pulsaciones al máximo, combinando con descansos en los que la frecuencia cardíaca deberá bajar para, posteriormente volver a arrancar. Este juego de subidas y bajadas en nuestro ritmo cardíaco activará el metabolismo corporal mejorando nuestro objetivo de pérdida de tejido graso

La rutina ideal es esta: 

30 segundos de cada ejercicio + 30 segundos de descanso

Te dejamos el Hiit que debes hacer

Alfredo Martin Moreno.
Alfredo Martin Moreno.
Alfredo Martin Moreno.
Alfredo Martin Moreno.
Alfredo Martin Moreno.

Continúa leyendo