Cómo combinar gym y running

Has comenzado a correr y no tienes muy claro si seguir en el gym. ¿Es posible combinar ambas cosas?

Cómo combinar gym y running

Has comenzado a correr y no tienes muy claro si seguir en el gym. ¿Es posible combinar ambas cosas?

 

No hay que dejar el gimnasio, de hecho las sesiones de fuerza son un buen complemento. Cuanto mejor estén tus músculos, más rendirás en tus sesión de running. El entrenamiento de fuerza, especialmente en las piernas, corrige desequilibrios musculares y debilidades.  

Consejos básicos

Lo mejor es alternar los días que practicas entrenamiento de fuerza con los que sales a correr.  Ya que con el entrenamiento aeróbico (running) el cuerpo se fatiga y no afronta bien el entrenamiento de fuerza.

 

Y si lo haces, los expertos recomiendan realizar un entrenamiento suave después de la sesión de pesas, aunque sea mañana y tarde.

 

Los días que trabajes las piernas en el gym está prohibido salir a correr. La musculatura estará fatigada y es fácil que se produzca una lesión.

 

Por lo tanto, puedes hacer un plan de pesas básico un par de días por semana y salir a correr otros dos.

¿Qué músculos trabajar?

Un buen entrenamiento para corredores es el que ayuda a desarrollar los músculos centrales y los de las piernas ya que son los dos grupos musculares que más se usan al correr.

 

Fortalecer los músculos abdominales y lumbares con ejercicios de fuerza te será muy útil ya que, aunque no inciden directamente en la zancada, sirven para sujetar el cuerpo.

 

Tener los músculos de las piernas fuertes te servirá para prevenir lesiones. Fortaleciendo los isquiotibiales y los cuádriceps, tu rodilla se resentirá menos.

 

Eso sí, no debes pasarte con el volumen ya que te hará más lenta, especialmente en tiradas largas.

Etiquetas: correr, running

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS