¿Cómo evitar el dolor de espalda?

El dolor de espalda es ese temido enemigo que acecha cuando menos lo esperamos y se convierte en un pesado compañero de viaje.

habitos dolor espalda

El dolor de espalda es ese temido enemigo que acecha cuando menos lo esperamos y se convierte en un pesado compañero de viaje. A diferencia de otras dolencias o patologías, el dolor de espalda tiene su origen, principalmente, en malos hábitos posturales y falta de ejercicio.

 

Es cierto que, detrás del dolor de espalda, también se esconde la predisposición genética, ya que haber dado el paso de andar a cuatro patas a adquirir una postura erecta hace que tengamos tendencia a tener problemas de espalda y dolores lumbares, porque hemos cargado el peso de los brazos, la cabeza, tórax, etc. sobre la zona lumbar, pero no por ello podemos echarle la culpa a este factor y no hacer nada el respecto.

 

La mayor parte de la gente tiene molestias ligeras, ocasionales y pasajeras en la espalda, sin embargo, otras, padecen de tirones, lumbago y dolores fuertes en la espalda de manera recurrente. Es en estos casos en los que hay, claramente, un problema.

 

¿Y a qué se deben esas molestias en la espalda? Quitando problemas en los huesos o los músculos de patologías concretas, la principal causa es la falta de ejercicio: si no fotalecemos la musculatura de la espalda y estiramos los músculos para poder adoptar posturas rectas y adecuadas, los dolores acabarán apareciendo. La natación es muy recomendable para trabajar la espalda y evitar así las molestias.

 

Otro error frecuente es dormir en un colchón demasiado blando o demasiado duro: si es muy blando la columna no se mantiene en una posición recta y, si es muy duro, el colchón no se adapta a las curvas naturales del cuerpo. Un colchón de firmeza media es lo más aconsejable.

 

¿Quieres ver más consejos para evitar el dolor de espalda? No te pierdas nuestra galería: 5 hábitos para evitar el dolor de espalda.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS