¿Cómo afecta el cambio de hora a tu salud?

Con la llegada de la nueva estación el número de horas de luz se va aumentando y los días son más largos. A esto le añadimos que, a finales del mes de marzo, las manecillas del reloj se mueven para entrar en el horario de verano.

Unsplash

Esto ocurre la noche del 30 al 31 de marzo (a las dos de la madrugada serán las tres), retrasando la hora de la puesta de sol desde ese día. Aunque realmente pensemos que no puede afectarnos una diferencia de 1 hora, está comprobado que afecta en gran medida al reloj interno de las personas. Este cambio de horario conlleva un periodo de adaptación y algunos efectos en nuestra salud.

 

Un pequeño jet lag

Fotograma de 'Desayuno con diamantes'.

Estos efectos se producen sobre todo porque nuestro organismo se ve alterado por cambios en las variables ambientales, sobre todo la luz y la temperatura. A pesar de que no debemos perderlos de vista no hay que preocuparse pues sus efectos no duran más de un par de semanas. A pesar de que los efectos duren un par de semanas, debes preparar a tu cuerpo desde días antes a la adaptación del nuevo horario de verano. El reloj interno se ve alterado por lo que las consecuencias el cuerpo las siente y principalmente afectan a los ciclos de sueño y al rendimiento.

 

Alteraciones del sueño

Fotograma de 'Gossip Girl'.

Cada vez que nuestro ritmo habitual se ve modificado, nuestra salud se ve afectada por ciertas consecuencias, algunas en este caso similares a cuando tenemos jet lag. Cuando cambiamos nuestros hábitos de sueño aumenta el riesgo cardiovascular, endocrinológico, concentración, atención y memoria. El cambio de horario a lo primero que afecta es a los ciclos de sueño, por ello trata de realizar ejercicio físico, come más sano o cena pronto, para que te ayude a dormir más y mejor.

 

 

Cambios en el estado de ánimo

'Mamma Mia! Una y otra vez' Vía IMDb.

El estado de ánimo está muy relacionado con la presencia de luz solar. En primavera o verano, después del invierno y los días cortos el estado de ánimo cambia, las horas de luz son más largas y la buena temperatura producen dosis de felicidad, relajación y positivismo.

Y es que, a mayor cantidad de luz, mayores niveles de serotonina y mejor estado de ánimo. Cuando hacemos este cambio horario, anochece después y puede que nuestro ánimo se vea afectado de forma positiva. 

Los niños, los más vulnerables

Fotograma de 'Un día inolvidable'.

Está claro que el cambio de hora afecta según la sensibilidad de la persona, pero los niños suelen ser los más vulnerables, sobre todo si están en edad escolar, suelen experimentar problemas a la hora de irse a la cama y madrugar al día siguiente. Los niños son los que más notan ese cambio de hora, por ello la rutina será esencial para que lleven de la mejor manera el cambio.

¿Qué podemos hacer para minimizar sus efectos?

Unsplash

Si creemos que el cambio de hora puede afectar a nuestra salud lo mejor es que tomemos ciertas precauciones:

 - El ejercicio nos puede ayudar a estabilizarnos ya que aumenta los niveles de serotonina.

 - A pesar de que nuestro reloj se modifique lo mejor es intentar levantarnos y acostarnos a la misma hora siempre.

 - Una cena ligera ayudará a conciliar mejor el sueño. Evitar la cafeína y el alcohol también es imprescindible.

¡La prevención es la mejor medicina!

También te puede interesar:

Continúa leyendo