Vídeo de la semana

¿Cómo nos afectan los cambios y los parones al entrenar?

Los efectos beneficiosos del ejercicio se notan rápidamente en nuestro cuerpo y en el estado de salud. Dejar de hacer ejercicio o cambiar algunos aspectos de nuestro entrenamiento, también.

cuerpo dejar entrenar
Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Los efectos beneficiosos del ejercicio se notan rápidamente en nuestro cuerpo y en el estado de salud. Dejar de hacer ejercicio o cambiar algunos aspectos de nuestro entrenamiento, también.

Es muy frecuente que, después de haber estado haciendo ejercicio durante algún tiempo, hagamos un parón temporal y, al volver, notemos que nos cuesta mucho más trabajo y que hemos perdido resistencia, fuerza, voluntad, etc. Además, nuestro cuerpo refleja cualquier tipo de cambio en nuestro entrenamiento deportivo: por ejemplo, si hemos estado basando nuestra rutina en ejercicios de musculación, lo dejamos unos meses para dedicarnos más a hacer cardio, cuando volvamos a hacer musculación nos daremos cuenta de que nos cuesta más trabajo y de que habremos perdido tonificación, aunque hayamos ganado resistencia y moldeado más la figura.

También es muy habitual que, después de practicar running de manera casi diaria, dejemos de salir a correr tan a menudo y lo dejemos solo para un par de veces por semana. Notaremos que nos cuesta mucho más recorrer la misma distancia que hacíamos antes, ya que perdemos resistencia.

Cambiar de un deporte a otro o de una rutina de ejercicios a otra es posible con relativa facilidad (dependiendo de qué actividades sean) porque ya estamos activas y acostumbradas a hacer ejercicio, sin embargo, si pasamos del entrenamiento de pesas a hacer yoga, tendremos que ganar flexibilidad y, si después queremos volver a hacer musculación, nos llevará tiempo volver al nivel que teníamos antes de dejarlo.

Los parones temporales en la actividad deportiva siempre pasan factura. Cuando dejamos de hacer ejercicio durante unos meses y después decidimos volver, debemos tener en cuenta que es necesario hacerlo despacio, de manera progresiva, ya que no volveremos al punto en el que estábamos antes de dejarlo de la noche a la mañana y, tratar de hacerlo, solo puede llevarnos a la lesión.

¿Cómo puedo volver a entrenar?

Javier Cobas, entrenador personal de Metropolitan Eurobuilding, nos da sus cinco claves para reinsertarnos en la actividad física de nuevo y previniendo lesiones y frustraciones:


1. No te pidas lo mismo que antes: "aunque hayas entrenado en casa, la intensidad o libertad de movimientos con la que lo puedes haber hecho nunca será la misma que si lo haces con más espacio. Por lo que, indefectiblemente, tendrás que bajar un poco las expectativas. Contrólate, mide tu resistencia, ve aumentando poco a poco".


2. Cuidado con los esfuerzos:"no quieras recuperar estos dos meses en dos semanas, porque no solo no lo lograrás, sino que hasta te podrás lesionar y la vuelta será mucho más lenta. Contempla una rutina de 3 o 4 días con uno de descanso".


3. Complementa con rutinas en casa: "se recomienda intercalar el entrenamiento fuera con rutinas que podamos hacer en casa. Por ejemplo, podemos correr, ir  en bici en la calle o hacer una sesión de HIIT fuera y hacer clases de GAP, yoga o estiramiento en casa". 


4. Crea una rutina fitness: "un mínimo de 30 minutos y un máximo de 60 minutos sería buena opción para comenzar teniendo en cuenta el tipo de actividad y el nivel de condición física de cada persona".


5. Cambia la alimentación: "si vamos a aumentar nuestro gasto calórico porque haremos actividad más intensa, debemos equilibrarlo con una buena alimentación. Evita los alimentos ultra procesados o de difícil digestión antes de entrenar, como lo son aquellos ricos en fibra y/o grasas. Para después, escoge frutas como el plátano o la uva y proteínas como el queso cottage o el yogur griego, que ayuda a realizar la digestión y a mantener la salud de la flora intestinal. También se pueden sumar semillas de chía, ya que aportan energía y son ricas en ácidos grasos esenciales omega 3, fibra, proteínas y minerales" .

Continúa leyendo