Vídeo de la semana

5 consejos para iniciarte en el yoga de una vez por todas este verano

¿Necesitas trucos para mantenerte constante practicando yoga? Aquí tienes algunas claves que te funcionarán.

yoga
Pexels

Aunque esta disciplina deportiva (y emocional) vivió un auténtico boom durante el confinamiento del año pasado, son muchos los colectivos que llevan ya muchos años enumerando las múltiples virtudes que una práctica constante del yoga puede acarrearnos. Y no hablamos solamente de beneficios a nivel físico – una mayor tonificación de los músculos, mayor flexibilidad, mejora de la postura corporal, más agilidad... - sino también a nivel mental. Según los especialistas, el yoga ofrece claridad, templanza, seguridad y calma al espíritu. En definitiva, es la clave para alcanzar un bienestar completo.

El pasado 21 de junio se celebró el Día Mundial del Yoga. Una disciplina que seguro que más de una vez has intentado probar… pero que no has seguido con regularidad y que has abandonado. ¿Cómo hacerlo de forma constante, de una vez por todas? Aquí tienes cinco consejos para iniciarse en esta disciplina de una vez y por todas. ¡Y tu salud te lo agradecerá!

1. Apúntate a clases presenciales siempre que puedas. Aunque este sea un deporte que pueda practicarse desde prácticamente cualquier lugar del mundo por la escasez de materiales que presenta (puedes hacerlo en tu propia casa), te aconsejamos que la primera toma de contacto sea presencial. El asistir a un centro, entablar relación con el instructor o la instructora, ver la dinámica de grupo, etcétera, será mucho más enriquecedor para ti que si empiezas a través de vídeos sola. Además, en clases presenciales podrán corregirte mejor, apoyarte en compañeros, compartir sensaciones…

2. Hazte con las herramientas adecuadas: mat, bloque, ropa, deportivas… Y déjalos preparados la noche anterior si vas a asistir a la clase por la mañana. Es una forma de animarte a ir y a esforzarte porque, nada más levantarte, te acordarás de que tienes una cita con tu bienestar.

3. Y con el uniforme apropiado que te apetezca ponerte cada día. Puede parecer una nimiedad, pero comprarte ropa específica y bonita para asistir a tus clases de yoga te motivará a seguir yendo. Si esos leggings nuevos y ese top favorecedor solamente puedes llevarlos a la clase de yoga, querrás ir sí o sí. ¿Algunos de nuestros conjuntos favoritos? Somos fans de los de la firma FastLove, sostenibles, como este en un color menta irresistible.

FastLove
FastLove
FastLove
FastLove

4. Cuando no entiendas una postura, pregunta, insiste y practica. En tu mano está mejorar y progresar, así que, si alguna postura se te resiste o te causa dolencias, habla y pregunta. El yoga va sobre escuchar el cuerpo y la mente de una misma así que todos los instructores estarán ahí para echarte una mano y ofrecerte las mejores alternativas.

5. Ten paciencia y no desistas. El principal consejo para iniciarse en la práctica del yoga es saber que esta será un compromiso a largo plazo y un camino largo por el que transitar con paciencia y ganas de aprender. Es imposible ser un experto en cuestión de días, pues se necesitan muchas horas de práctica para que la unión entre mente y cuerpo sea armónica.

Continúa leyendo

#}