Convivencia de gimnasio

Hay mucha gente que va al gym a aprovechar su sesión de entrenamiento al máximo, a desconectar y a relajarse.

habitos molestos

Hay mucha gente que va al gym a aprovechar su sesión de entrenamiento al máximo, a desconectar y a relajarse. Otra, prefiere hacer más vida social y entrenar en compañía. Respetar ambas posturas es básico para no ser la típica pesada de gimnasio.

 

Sin embargo, no son los únicos hábitos molestos en el gym que pueden sacar de quicio a los otros usuarios: prácticas como no utilizar las toallas en las máquinas, apoderarse de alguna de ellas y no dejar a nadie utilizarla, tratar mal el material común, ser poco higiénica, ser impuntual o interrumpir las sesiones grupales… si quieres que tu convivencia de gimnasio sea buena, deberás evitarlas.

 

Otra de las prácticas más molestas, aunque esta es verdad que se extiende a casi todos los ámbitos, es la de utilizar el móvil con altavoz. Hay personas que parece que no pueden dejar para más tarde una conversación y deciden mantenerla mientras están en la bici y aburrir o molestar al resto con una charla que, en la mayoría de las ocasiones, no es nada interesante.

 

La música del móvil tampoco agrada, si prefieres tu banda sonora al hilo musical de tu gym para hacer ejercicio, utiliza los cascos, que para eso están.

 

¿Quieres conocer otras prácticas poco adecuadas para una buena convivencia en el gym? No te pierdas nuestra galería 5 hábitos molestos en el gym.

Etiquetas: gimnasio, gym

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS