Correr con mochila: claves contra las molestias

Practicar running en la montaña, rutas de running por senderos, largas sesiones de carrera…hay muchas veces en que tenemos que salir a correr con mochila.

correr mochila

Practicar running en la montaña, rutas de running por senderos, largas sesiones de carrera…hay muchas veces en que tenemos que salir a correr con mochila. Te damos las claves para evitar molestias en la espalda.

 

El trail running está muy de moda y para practicarlo siempre debemos llevar una mochila con agua, algo para comer, alguna prenda de ropa por si hace frío o vamos mojados, el móvil para poder avisar de cualquier incidencia, etc. Correr con mochila tiene un impacto diferente sobre el cuerpo, por eso, debemos tener unos cuidados especiales para que no se convierta en un impedimento.

 

El profesor John Brewer, de la Universidad de Bedfordshire, ha estudiado el impacto de correr con mochila y ha constatado que aumenta el coste energético y el consumo de oxígeno (VO2 máximo), por lo que las pulsaciones se elevan de forma proporcional a la carga. Es muy importante llevar lo básico en la mochila y no cargarnos de peso innecesario. Además, al correr con mochila, aumentamos el peso, por lo que los pies y los dedos son más sensibles a rozaduras y ampollas: usa vaselina en estas zonas y también en los hombros, en la parte sobre la que recaen las asas de la mochila.

 

Colocar bien la carga en la mochila también es importante, ya que afecta a nuestro centro de gravedad, por eso es importante elegir una mochila que tenga bolsillos en la zona de delante, para repartir más el peso.

 

¿Quieres saber más consejos para correr con mochila? No te pierdas nuestra galería 5 consejos para correr con mochila.

Etiquetas: running

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS