Correr con pulsómetro

Son muchos los runners que se han “enganchado” a correr con pulsómetro, ya que sus beneficios son muchos. Te contamos por qué.

correr pulsometro

Son muchos los runners que se han “enganchado” a correr con pulsómetro, ya que sus beneficios son muchos. Te contamos por qué.

 

Es un error pensar que correr con pulsómetro es una garantía para lograr mejores marcas: no se trata de eso, pero el pulsómetro puede ayudarnos a sacar el máximo rendimiento de cada sesión de running, ayuda a evitar sobreentrenamientos y correr más rápido de lo que deberíamos.

 

Todos los pulsómetros establecen la frecuencia cardíaca máxima según la fórmula 220 menos la edad y, a partir de ahí, establecen las diferentes franjas de pulsaciones para los entrenamientos. El peso y la altura también son importantes para que el pulsómetro pueda indicarnos el consumo de calorías, la cantidad de oxígeno máxima, etc.

 

Lo bueno de correr con pulsómetro es que podemos saber en cada momento si nuestras pulsaciones son las adecuadas, si estamos corriendo demasiado rápido o cuándo debemos bajar el ritmo. Además, la mayoría de los pulsómetros de última generación, nos permiten planificar las sesiones de entrenamiento de manera precisa si introducimos de forma realista los objetivos, disponibilidad para entrenar y las cualidades físicas.

 

Una opción muy interesante de muchos pulsómetros es la de planificación por objetivos: esta función nos permite guiarnos por unas pulsaciones de referencia en cada sesión, de manera que si estamos muy por debajo de ellas o muy por encima el pulsómetro nos avisa para subir o bajar el ritmo, actuando como una especie de entrenador personal.

 

¿Quieres conocer algunas pautas para entrenar con pulsómetro? No te pierdas nuestra galería: 5 consejos para entrenar con pulsómetro.

Etiquetas: correr, running

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS